Archive for the 'Soterramiento Tren' Category

Page 2 of 7

Adif renuncia al soterramiento del tren en Valladolid

Infraestructuras Ferroviarias ofrece un plan de viabilidad sin Plan Rogers

m. domínguez | valladolid
Adif plantea al Ayuntamiento de Valladolid la posibilidad de una liquidación ordenada de la Sociedad Alta Velocidad, cuya junta está prevista para el 16 de febrero, o un plan de viabilidad que excluye el Plan Rogers e incorpora un soterramiento parcial de las vías o intervenciones en superficie.

Adif, cuyo presidente, Juan Bravo, visita esta mañana al alcalde de la ciudad y mantendrá un encuentro con los medios en la Delegación del Gobierno, plantea alternativas al concurso de acreedores con la liquidación ordenada sin Plan Rogers porque parece inviable y el soterreamiento parcial, también. La liquidación ordenada anticiparían el 100% del préstamo contraído por la sociedad con los bancos y la Junta debería pagar 35 millones de euros y el Ayuntamiento, 46 millones, que podrían ser 42 si consideran el túnel ferroviario en su mayor parte de su propiedad.
El plan de viabilidad plantea modificar el PGOU y cancelar la deuda al Ayuntamiento, que debería hacer aportaciones para las actuaciones necesarias y los ingresos por la venta de suelo de 2020 a 2015 los recibiría Adif en compensación por los anticipos de los 400 millones de euros.

Dentro del plan de viabilidad hay dos opciones: una que pasa por un soterramiento parcial y la otra, una integración del tren en superficie, con nuevos túneles, modificación de los existentes como el de Labradores, supresión de muros y construcción de taludes.

El primer escenario de soterramiento parcial lo tendría que asumir la ciudad y supondría una inversión de 235 millones de euros hasta el año 2023. Esta operación cuesta 522 millones de euros a mayores de lo invertido.

La integracion de las vías en superficie sería una inversión de 350 millones de euros, de los cuales el Ayuntamiento tendría que hacer frente a 64.

Fuente: El Norte de Castilla

La incertidumbre se cierne sobre los nuevos talleres de Renfe

El Gobierno vincula la puesta en servicio del complejo al pago de una deuda, que el Ayuntamiento no reconoce

J. ASUA | VALLADOLID

A día de hoy tiene mala pinta. O el 16 de febrero la Junta General de Accionistas de Alta Velocidad alcanza un acuerdo claro o el nuevo complejo ferroviario, a la que se asocian cerca de mil empleos locales, podría quedar en tierra de nadie. O en la del mejor postor. La respuesta del Gobierno de España a las preguntas realizadas por el diputado de Ciudadanos por Valladolid, Francisco Igea, lejos de tranquilizar sobre el futuro de los talleres del Páramo de San Isidro, que se han comido la friolera de 200 millones de euros (150 más del presupuesto inicial), agudiza la incertidumbre sobre la que se vendió como la infraestructura más moderna de Europa para el mantenimiento y arreglo de trenes.

En el escrito, con entrada en el Congreso el pasado miércoles, el Ejecutivo deja claro que la puesta en servicio de estas instalaciones –ni por asomo se aporta una fecha aproximada de apertura– deberá acordarse en el seno de la sociedad, «cuestión condicionada por la disponibilidad presupuestaria supeditada a la refinanciación de la deuda». Ahí está una de las claves del documento, en el que no se hace referencia al proceso de liquidación de esta entidad o a la solicitud del concurso de acreedores, únicos punto del orden del día de la reunión prevista para dentro de dos semanas y que se preacordaron por unanimidad en el último consejo de administración de Alta Velocidad.

En ese lenguaje ministerial, que apunta intenciones, pero sin mojarse en exceso, se deja claro que hay que hablar de dinero, de ese débito de 404 millones de euros con los bancos que financian la operación y que el Ayuntamiento no está dispuesto a reconocer, tras anular el aval al préstamo que rubricó Javier León de la Riva en 2011 y que comprometía a las arcas de la ciudad en 101 millones. Esa ‘comfort letter’ era, según la visión municipal, el único nexo que unía al Consistorio con el crédito. Y ya se ha roto.

Se llegó a plantear una posibilidad. Que Renfe y Adif aportaran 200 millones de euros para dejar zanjados los vencimientos del crédito hasta el 1 de enero de 2018, pero a cambio los socios se tenían que hacer cargo de la parte de sus intereses. En el caso de la Administración Local, 2,8 millones. Pero el equipo de gobierno del Ayuntamiento no está dispuesto. Supondría, aseguran, reconocer el grueso de la deuda. Eso haría tambalear al Ayuntamiento.

Liquidación ordenada o concurso de acreedores. Esa es la cuestión. En el primer caso, habría una posibilidad de salvar el complejo que se levantó para Renfe. En el segundo, se perdería el control de este activo de la sociedad, único, junto con los avales vivos al préstamo, ya que los suelos que se iban a liberar siguen perteneciendo a las diferentes administraciones. El complejo podría salir a subasta para pagar la deuda con los bancos. El Ayuntamiento espera desde hace unas semanas un documento de Adif y Renfe sobre esa liquidación ordenada, la opción que gana terreno desde la celebración del último consejo de administración. No llega.

En la respuesta del Gobierno a la petición de información de Francisco Igea se asegura que el traslado a los nuevos talleres «cuenta con una planificación y calendario que se actualiza de acuerdo con las circunstancias concurrentes, siendo la previsión que se inicie una vez se entreguen las instalaciones con todos los requisitos administrativos cumplidos y ajustados a la legalidad, con los elementos operativos en uso y con el equipamiento en las condiciones adecuadas». «No obstante –continúa el escrito– la determinación de la fecha de inicio depende de terceros ajenos a Renfe Fabricación y Mantenimiento». ¿Fecha? Ni hay ni se la espera de momento.

Procedimiento judicial

Cabe recordar que sigue abierto un procedimiento judicial por el suministro de las cabinas de pintura y el sistema de montaje de las estructuras de rodaje de los convoyes. Otra complicación. El Ministerio de Fomento subraya que ya se están realizando trabajos en componentes de los trenes de la serie de 103 en los actuales talleres de Valladolid y que el objetivo es abordar grandes intervenciones en el complejo aún sin estrenar, «una vez disponga de las nuevas instalaciones». Se destaca, además, el compromiso para finalizar la conexión Atocha-Chamartín, que permitiría mover los trenes de las líneas sur y este de España hasta la base vallisoletana. Hasta que la obra no concluya, afirman que «podría existir una alternativa» para trasladar hasta aquí los convoyes.

En la última reunión de la sociedad, sus miembros –Ministerio de Fomento (Renfe y Adif), Junta y Ayuntamiento– prometieron tomar decisiones responsables. Los sindicatos, en especial Comisiones Obreras, esperan que cumplan y no pongan en riesgo el empleo de cerca de mil trabajadores ferroviarios.

Fuente: El Norte De Castilla

El PP de Valladolid culpa al Ayuntamiento por tardar “247 días” en responder a Adif

Martínez Bermejo, ha asegurado que el equipo de Gobierno ha tardado “247 días” en responder al escrito que le envió el 21 de abril de 2016 Adif con la propuesta de convenio para las obras del túnel de la calle Andrómeda y el paso inferior para peatones en la plaza de Rafael Cano.

Así lo ha señalado Martínez Bermejo para responder a las críticas que planteó el pasado viernes el alcalde, Óscar Puente, a Adif, entidad a la que responsabilizó de los más de 500 días que lleva cerrado el paso a nivel de Pilarica. “No podemos consentir que se eche la culpa a quien no la tiene”, ha apostillado el edil del PP.

Según el presidente del Grupo Popular, el 21 de abril del pasado año “entró en el Ayuntamiento” por carta la propuesta de Adif para el convenio que acordaron firmar ambas administraciones para la ejecución de los proyectos con los que se pretende dar una solución a la permeabilidad en Pilarica y Belén después del cierre del paso a nivel.

Martínez Bermejo ha añadido que no fue hasta el pasado 28 de diciembre, “247 días después, la mitad de los 500 ha estado cerrado el paso a nivel”, cuando el Ayuntamiento remitió el convenio. “Llegó antes el nuevo ministro de Fomento que la respuesta de Puente y Saravia”, ha aseverado el concejal ‘popular’.

De hecho, según Martínez Bermejo, Adif requirió información sobre las parcelas que es necesario expropiar para ampliar la longitud proyectada inicialmente para el túnel de la calle Andrómeda y, “hoy, 30 de enero no consta que hayan contestado”.

Asimismo, el concejal del PP ha explicado que el pasado viernes tanto él como representantes “de otros partidos” asistieron a la asamblea que celebró la Asociación de Vecinos Pilarica para tratar la situación del cierre del paso a nivel, pero ha reprochado que no vio “a nadie del Gobierno municipal que explicara lo que van a hacer”.

En este sentido, ha manifestado sus dudas sobre el cumplimiento de la previsión planteada por el concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, de que las obras del paso inferior de la plaza de Rafael Cano comiencen el próximo verano.

Por su parte, el portavoz del Grupo Popular, Jesús Enríquez, ha añadido que el proyecto “no se va a terminar en 2017”, porque según señaló en su día Manuel Saravia tiene un coste estimado de “dos millones de euros” y en el Presupuesto municipal para este ejercicio la partida relativa a estas obras cuenta con 900.000 euros.

Fuente: Tribuna de Valladolid

Saravia reconoce haber «pecado de optimista» con las obras de Pilarica

El concejal de urbanismo del Ayuntamiento de Valladolid apunta que aún así están «muy cerca» de solucionarlo

El concejal de urbanismo del Ayuntamiento de Valladolid, Manuel Saravia, ha reconocido haber «pecado de optimista» con las obras de Pilarica, aunque ha insistido en que se trata de un problema creado por el «Gobierno» de España para concluir apuntando que están «muy cerca» de solucionarlo.

Así lo ha manifestado a través de una carta personal que recoge Europa Press y que titual ‘500 días’. En la misiva, Saravia reconoce que hay dos asuntos que le «quitan el sueño». Uno está relacionado con el 29 de octubre, mientras que el otro se refiere a las obras de Pilarica. En ambos casos, aclara, no por actuaciones «improcedentes», sino por el «retraso» en llevar a cabo los proyectos.

«A pesar de la intención clarísima sobre cómo actuar, y de la dotación presupuestaria suficiente (es decir, de haber adoptado las decisiones políticas fundamentales), la máquina administrativa ha retrasado hasta términos inconcebibles el inicio de las obras», ha señalado en la carta.

En este sentido, ha señalado que por las «enormes ganas» de solucionar los temas cuanto antes, ha hablando desde el principio de unos plazos que luego se han ido «incumpliendo» de forma «contundente». «Y van ya, en el caso de Pilarica, esos 500 días desde el cierre del paso a nivel que, lógicamente, tienen disgustadísimo al vecindario», ha reconocido.

Saravia apunta que el «problema» no lo han creado ellos al explicar que el paso se cerró cuando lo «decidió» el Gobierno de España por sus «propios intereses electorales», sin haber dejado «resuelta» la conexión entre ambos lados de la vía.

«En la Concejalía de Urbanismo, de acuerdo con la asociación vecinal, diseñamos el anteproyecto de la plaza de Rafael Cano bajo las vías, pero al redactar el proyecto de ejecución, por las dificultades específicas (para garantizar que los trenes puedan pasar soterrados debajo de la cimentación de la nueva plaza) ha habido que contratarlo fuera. Y esto ha sido causa de nuevos retrasos», ha puntualizado Saravia.

Saravia ha incidido en que se está «a punto» de adjudicar, pero el paso a nivel lleva «500 días cerrado», repite.

«He pecado de optimista, es obvio. Y me responsabilizo de ello. Pero he estado en el barrio cuantas veces me lo han reclamado. Lo he explicado. Creo que tienen razón en su enfado, pero creo también que estamos muy cerca de solucionarlo. Sin plazos, pero con decisión: lo antes posible», ha concluido en su carta.

Fuente: El Norte de Castilla

Pilarica recupera la calle y las asambleas para no olvidar su aislamiento de 500 días

Los vecinos colocan pancartas en vallas y muros por donde pasa la vía del tren, y reclaman a las administraciones más celeridad en las obras

JORGE MORENO | VALLADOLID

‘Encerrados pero nunca rendidos’. Con ese y otros lemas, los vecinos del barrio de Pilarica volvieron ayer a reclamar por primera vez este año de forma pública la intervención de las administraciones (municipal y del gobierno central), para acelerar los proyectos urbanísticos que permitirían sortear la incomunicación que registra esta zona de la capital vallisoletana desde septiembre del 2015.
Fue el día 15 de ese mes cuando el Ministerio de Fomento, con la ministra Ana Pastor al frente, decidió cerrar el paso a nivel de la plaza Rafael Cano, para concluir las obras que permitirían poner en marcha la línea de alta velocidad que une Valladolid con Palencia y León.
El anterior regidor, Javier León de la Riva, tuvo que asumir los criterios de seguridad para peatones defendidos desde Adif y Renfe, que justificaban la clausura de este paso con barrera. A cambio, el Gobierno se comprometía a construir un túnel 400 metros más allá de la iglesia, que permitiría además el paso de vehículos hacia la nueva zona urbana de Los Santos, construida a partir de 2005.
Cierre sin alternativas

Sin embargo, desde aquel momento, el tránsito de los peatones quedó limitado al espacio que hay debajo de la vía y que, según el Ministerio de Fomento, se arreglaría con carácter urgente. Pero ni la pasarela aérea, colocada meses después por encima del tendido eléctrico, ni la construcción de un nuevo túnel, entre las calles Andrómeda y la plaza Aviador Gómez Barco, han visto satisfechas las demandas vecinales.

La primera se retiró en diciembre 2015, y la segunda sigue sin ejecutarse por parte del Ministerio de Fomento, pese a que se mantienen colocadas las vallas que impiden incluso el uso del aparcamiento.

En la tarde de ayer, la Asociación de Vecinos Pilarica colocó pancartas para recordar que los cambios en la administración municipal y del titular al frente del Ministerio, no han resuelto el problema de incomunicación después de 500 días.

En una asamblea celebrada en la sede vecinal, a la que acudieron cargos del Partido Popular de Valladolid, con el portavoz municipal a la cabeza, José Antonio Martínez Bermejo, los vecinos lamentaron los problemas que diariamente tienen para poder trasladarse a colegios, a centros sanitarios o para realizar las compras diarias.

Dificultades que también afectan a los barrios de Belén, Pajarillos y Las Flores. El presidente de la Asociación Los Santos, Eduardo Villarramiel, llamó ayer la atención de las deficiencias en el hormigón que se están viendo en los muros del túnel, que impide el paso a las vías.

«Hemos advertido ya al concejal de Urbanismo que una parte de la tapia de hormigón armado registra grietas, y podemos lamentar alguna desgracia algún día», señaló Villarramiel, que insistió en que los vecinos «estamos cansados de esperar». «Para nosotros, la construcción del túnel es fundamental puesto que nos permitiría la circulación de coches y autobuses». Hasta esta zona, en la están empadronados 3.000 residentes, solo llegan autobuses de la línea 3, «pero no los domingos y servicios nocturnos». Aunque los vecinos creen que la ampliación del paso peatonal de Rafael Cano, que ejecutará el Ayuntamiento de Valladolid, facilitará la comunicación consideran más necesario el túnel.

Por su parte, el alcalde Óscar Puente indicó ayer que el equipo municipal está todavía esperando el proyecto de esta obra que se comprometió a realizar Adif para dar solución. En declaraciones a Europa Press, Puente consideró «comprensible» el «malestar» y el «cabreo» de los vecinos de estos barrios pues suman ya 500 días con el paso a nivel cerrado, el cual fue decidido «por el Gobierno de España del PP», al que reprochó que «no previó la construcción de un túnel antes».

Fuente: El Norte de Castilla

Saravia no se atreve “a dar plazos”, pero cree que la obra del soterramiento comenzará en “muy pocos meses”

26.01.2017 · VALLADOLID SERGIO SANZ HERRERO | @SERGIOSANZHE

El concejal de urbanismo asegura que es “una situación muy mala para el barrio que no debería haberse producido” y entiende a los vecinos de La Pilarica, aunque afirma que el convenio con Adif está “preparado para la firma”.
El soterramiento sigue en la actualidad de Valladolid. El concejal de urbanismo del Ayuntamiento, Manuel Saravia, afirmó que los vecinos “tienen razón desde el día uno” y que ya se lo he dicho “en varias ocasiones”. Les entiende y consideró que es “una situación muy mala para el barrio que no debería haberse producido”.

Así lo explicó en la mañana de este jueves, tras las reuniones mantenidas sobre La Pilarica. A la salida, comentó que el convenio “está preparado para la firma, tanto por parte de Adif, como del Ayuntamiento, y a partir de ahí se iniciará la obra del túnel”.

Desde Adif le aseguraron que tienen “hecho el proyecto” de la plaza del Aviador Gómez Barco. “Yo no lo he visto, pero lo tenemos que creer”, apuntó. Sobre la plaza Rafael Cano, dijo que, por parte del Ayuntamiento, falta “sacar la licitación para empezar la obras”. “Lleva un poco más de tiempo”, señaló.

“Empezamos a hacerlo en el Ayuntamiento y también sobrestimamos nuestras posibilidades. El hecho de garantizar el paso de los trenes debajo de la cimentación de la plaza nos ha llevado a contratarlo fuera porque no podíamos hacerlo con nuestros medios y eso nos lo ha retrasado”, explicó.

Desde entonces, ese retraso le ha llevado a ser precavido con las fechas de las obras. “No me atrevo a dar plazos porque he fallado tanto…”, comentó. Aunque finalmente aventuró que “son muy pocos meses”. “De aquí a verano tendrían que estar iniciadas”, matizó.

En cuanto al Pleno Extraordinario solicitado por el Partido Popular, Saravia reconoció que debe programarse “en el momento en que lo piden”. “Me parece muy bien”, afirmó. La fecha la decide “el alcalde”, pero se llevará a cabo “antes del 16 de febrero”.

Fuente: Tribuna de Valladolid

500 días con el paso a nivel de Pilarica cerrado

Los vecinos convocan una asamblea para el 27 de enero con el fin de informar sobre las últimas novedades

La Asociación de Vecinos Pilarica ha convocado una asamblea este viernes, 27 de enero, para informar a los vecinos sobre las últimas novedades sobre la situación de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad, en coincidencia con la fecha en la que se cumplen 500 días del cierre del paso a nivel situado en la plaza de Rafael Cano.

El cruce sobre las vías se cerró, inicialmente de forma temporal, el 15 de septiembre de 2015, pero ya no volvió a estar en funcionamiento ya que se iniciaron unas obras que no terminaron antes del 29 de septiembre, cuando entró en servicio la línea de alta velocidad Valladolid-Palencia-León.
Desde entonces, han recordado, el barrio «permanece aislado» y «ni siquiera se han comenzado las obras» del paso inferior para peatones en la plaza de Rafael Cano, que se ha comprometido a ejecutar el Ayuntamiento de Valladolid, ni el túnel en Aviador Gómez del Barco, proyectado por Adif.

Además, han añadido que si, como está previsto, se liquida la Sociedad Valladolid Alta Velocidad en la Junta General de Accionistas prevista para el próximo 16 de febrero, creen que tampoco se ejecutará el soterramiento.

En la Asamblea de este viernes, se informará de las últimas gestiones realizadas por la Asociación, como la reunión con representantes del Ministro de Fomento, con la delegada del Gobierno, María José Salgueiro, y el concejal de Urbanismo, Manuel Saravia. Asimismo, se estudiarán los próximos pasos a seguir.

Antes de la asamblea, se colocarán en las vallas de la vía pancartas reivindicativas a favor del soterramiento y reclamando una solución al problema de comunicación del barrio.

Fuente: El Norte de Castilla

El alcalde de Valladolid cree la disolución de la Sociedad Alta Velocidad no entierra el soterramiento

Esto podría ser la inocentada del día del alcalde de Valladolid, pero creo que está hablando en serio. Esta es la noticia.

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha considerado este miércoles que en el concurso de acreedores que previsiblemente se instará por parte de la Sociedad Alta Velocidad, los bancos utilizarán las garantías “que debidamente hayan otorgado” los socios para recuperar el importe total de los préstamos concedidos.

En este sentido, en declaraciones a los medios de comunicación, el primer edil ha señalado que el Ayuntamiento ha llevado a cabo una actuación “muy escrupulosa” para defender sus intereses con las acciones jurídicas iniciadas para declarar la nulidad de pleno derecho de la Carta de Conformidad firmada de manera considerada irregular, documento que servía como garantía del Consistorio en el préstamo concedido por el consorcio bancario.

El alcalde de Valladolid ha explicado, ante el acuerdo tomado este martes de iniciar el proceso para convocar concurso de acreedores, que las sociedades “no se crean precisamente para proteger el patrimonio de los socios y vincular su actividad a los propios activos”, de modo que entiende que éstos activos serán los primeros que cubran parte del importe que adeuda la entidad -404 millones de euros de los que se han devuelto 62,5-.

Posteriormente, ha apuntado, las garantías “que debidamente hayan otorgado los socios” serán las que los bancos utilizarán para cubrir el importe total de los préstamos. En todo caso, ha recalcado que en la fase que se inicia serán el administrador concursal y el juez quienes “tomen las decisiones”.

El alcalde ha explicado que la Junta General de la Sociedad se debe convocar en un plazo de un mes, de modo que considera que la reunión en la que “se tomará la decisión definitiva respecto al futuro de la sociedad” se celebrará en enero.

En todo caso, Puente ha incidido en que por el hecho de que se vaya a iniciar concurso de acreedores el proyecto soterramiento “no está ni mejor ni peor”, por lo que ha abogado por tener “la misma tranquilidad que había ayer”. Así, ha puntualizado que si la operación “tiene alguna posibilidad” no es a través de la sociedad ni de la venta de suelo, “que era la premisa de la que se partió para financiarlo”.

Así, ha subrayado que tanto el Ayuntamiento como Adif mantienen la voluntad de “dar solución a la integración del ferrocarril en la ciudad”, con independencia de la situación de la Sociedad.

Fuente: Tribuna de Valladolid

La Sociedad del Soterramiento se disuelve y entrará en concurso de acreedores

Los integrantes reconocen que el planteamiento de vender suelo para pagar las obras es inviable

J. ASUA

a Sociedad Valladolid Alta Velocidad acaba de tomar la decisión de disolverse y entrará en concurso de acreedores a partir del mes de enero. El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, lo ha anunciado tras la reunión del consejo de administración de este ente, que se constituyó en 2003 para gestionar la operación del soterramiento.
Los socios consideran que el actual modelo de financiación de venta de suelos para abordar la obra no es factible y creen que lo más realista es poner punto final a su actividad y buscar otras fórmulas para intentar llevar a cabo la operación de sutura urbana.

Ahora tendrá que ser el administrador concursal el que determine el orden de pago a los acreedores, principalmente el pool bancario que prestó 400 millones de euros a la sociedad.

Tanto el alcalde como el presidente de Adif y el consejero de Fomento se han mostrado dispuestos a seguir estudiando fórmulas para realizar el soterramiento, aunque el proyecto se aleja aún más tras esta decisión.

Renfe y Adif habían planteado pagar 200 de los 400 millones de deuda con los bancos a cambio de que los socios asumieran la parte de los intereses devengados en el último año. En el caso del Ayuntamiento, tendrían que haber aportado 2,8 millones pero, según la versión municipal, eso hubiera supuesto asumir el global de la deuda (100 millones) que se tendría que haber computado como deuda municipal, lo que hubiera llevado al Consistorio al «colapso» económico.

Fuente: El Norte de Castilla

La Sociedad Alta Velocidad camina hacia su disolución y convocará concurso de acreedores

Podría parecer una broma de los Santos Inocentes por cómo nos ha estado mintiendo el equipo de gobierno hasta ahora, pero desgraciadamente no lo es. Esta es la noticia.

El Consejo de Administración de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad ha acordado este martes convocar una Junta General en el mes de enero en la que “lo más probable” es que se decida la convocatoria de concurso de acreedores, lo que a su vez plantearía como opción “posible” la disolución de esta entidad como instrumento para desarrollar el proyecto ferroviario.

Así lo han explicado este martes el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, el presidente de Adif, Juan Bravo Rivera, y el consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, quienes han participado en la Junta General Extraordinaria y la reunión del Consejo de Administración celebradas en la sede de la Sociedad en Valladolid.

En ella, ante la “complicada situación económica” de la Sociedad y la negativa del Ayuntamiento de Valladolid a asumir las condiciones que ponía el Ministerio de Fomento para aportar directamente 130 millones de euros con los que hacer frente a parte del préstamo pendiente, se ha decidido la convocatoria de una nueva Junta General en la que, por el momento, la opción más probable parece el inicio de un concurso de acreedores.

Fuente: Tribuna de Valladolid

Los vecinos del barrio Belén, Pilarica y Los Santos exigen que se ejecute el túnel bajo las vías del tren

Más de medio centenar de vecinos han repartido sopas de ajo a las personas que se han movilizado exigiendo a Adif una solución inmediata.

La Asociación Vecinal del Barrio Belén de Valladolid ha recogido “más de 300 firmas” durante los últimos días con el fin de remitirlas al subdelegado del Gobierno, Luis Antonio Gómez Iglesias, para que se inicien las obras del túnel proyectado bajo las vías de ferrocarril entre la calle Nueva del Carmen y Los Santos-Pilarica, pendiente desde hace un año.
La recogida de firmas ha concluido a mediodía de este sábado, con una jornada reivindicativa, que ha contado con la presencia de concejales del equipo de Gobierno como Rafaela Romero y Luis Vélez o el portavoz del Grupo Municipal Socialista, Pedro Herrero, y en la que se ha explicado la situación a los vecinos y se han ofrecido unas sopas de ajo a los presentes en una fría mañana de niebla.
El representante de la Asociación Isaac Cortijo ha explicado que se estima que han recogido más de 300 firmas durante los últimos días, con las que reclaman al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) que ponga en marcha la “solución inmediata” para permeabilizar la barrera que suponen las vías del tren mediante la obra acordada en el mes de abril con el Ayuntamiento de Valladolid.
Cortijo ha lamentado que recientemente remitieron una pregunta al subdelegado del Gobierno, que no pudo dar la información, mientras que el concejal de Urbanismo del Ayuntamiento, Manuel Saravia, les ha explicado que el proyecto está definido pero que Adif no ha comunicado aún los plazos de obra.
El representante vecinal ha recordado que el primer proyecto de este túnel se presentó cuando aún gobernaba el Partido Popular en el Ayuntamiento, pero “no era eficaz” porque era corto y “no permitía el acceso de los Bomberos o del autobús de Auvasa”.
Por ello, el nuevo equipo de Gobierno defendió ante Adif un replanteamiento del proyecto, que finalmente se asumió en un acuerdo conjunto con el del paso para peatones en la plaza Rafael Cano, en el barrio de Pilarica. Así, la entidad del Ministerio de Fomento se encargaría del primero de los proyectos y el Consistorio del segundo.
Según Cortijo, el nuevo proyecto de túnel más largo se planteó “hace casi un año”, pero a fecha de hoy desconocen “cómo está el tema”, mientras el paso más cercano sobre las vías, el de Pilarica, se encuentra cerrado desde septiembre de 2015.
Por ello, el barrio Belén sufre el “problema añadido” de que todo el tráfico que se dirige sobre todo en las mañanas de los días de diario al campus de la Universidad de Valladolid se concentra en el camino del Cementerio, donde el tráfico es muy intenso. La creación de un paso inferior entre Belén y Los Santos-Pilarica daría una alternativa de circulación que repartiría el volumen de tráfico.

Fuente: Tribuna de Valladolid

El Ayuntamiento presentará a Alta Velocidad una propuesta para el soterramiento basada en siete fases

Dividir la operación del soterramiento en siete fases, siete hitos, convirtiendo el objetivo de enterrar las vías en la última de ellas y algo “alcanzable”, esa será la propuesta que el Ayuntamiento de Valladolid presentará el viernes, 21 de octubre, en la próxima reunión de los socios de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad.

El alcalde de Valladolid, Oscar Puente, y el concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, dieron a conocer esa propuesta, un “viaje por etapas, una ruta transitable frente al atasco que había hasta ahora”, señaló Puente, “un plan que divide la operación en hitos, todos alcanzables, de los cuales, el primero garantiza el pago de la deuda y el resto va despejando incógnitas”.

Así, en su opinión, se “pone luz sobre la ruta con racionalidad”, de modo que el último paso será el soterramiento de las vías según el Plan Rogers original, es decir, un soterramiento completo y con la estación del ferrocarril también subterránea.

El concejal de Urbanismo y primer teniente de alcalde, Manuel Saravia, señaló que el proyecto diseñado por los técnicos de su departamento es una propuesta “realista, viable, responsable con las promesas que se han venido haciendo, atenta a la calidad de vida de la población actual, pacífica y modesta”, puesto que diseña de forma ordenada “muy pocos elementos”.

Saravia describió una a una las siete fases que, dijo, no tienen por qué ser sucesivas, sino que en ocasiones se superponen en el tiempo, siempre teniendo en cuenta que la última sería el soterramiento en sí.

Las fases comenzarían por un diseño y aprobación, en primer lugar, de una unidad de actuación que valga cerca de 400 millones de euros, que pueda desarrollarse, urbanizarse y venderse sin necesidad de ninguna actuación ferroviaria, y sirva para ir cubriendo la deuda ya contraída. Tendría, por así decirlo, vida propia. Pues en cuanto quedase libre de las instalaciones que ocupan esos suelos (talleres, estación de autobuses, instalaciones anejas a la estación Campo Grande) comenzarían en ella las obras de urbanización y edificación correspondientes.

El objetivo del Ayuntamiento es contribuir a saldar la deuda que la Sociedad tiene con el pool bancario en la medida de sus posibilidades, entendiendo que lo más sensato en la actualidad es mantener la financiación de la primera pieza fundada en el aprovechamiento urbanístico. Que el Ministerio de Fomento (que es quien puede) la vaya asumiendo (de una vez o conforme al calendario de pagos que establezca), y la Sociedad dedique una pieza, una “unidad de actuación”, a resarcir a Fomento de esos pagos.

En cuanto a los plazos estimados, el Ayuntamiento está en disposición de contar con un documento de proyecto de actuación con determinaciones completas de reparcelación y básicas de urbanización en un plazo de 5 semanas. Además, al mismo tiempo, se completará el Proyecto de Urbanización en 6 semanas.

A continuación, deberá revisarse por los socios de SVAV y obtener el visto bueno de todos ellos en un plazo de 3 semanas. Una vez presentado por la sociedad para su aprobación, el Ayuntamiento tramitaría la aprobación inicial, publicación y exposición pública en un plazo de 8 semanas. Antes de la aprobación definitiva por parte del Ayuntamiento deben resolverse otras actuaciones relativas a los suelos como el traslado de talleres, descontaminación, etc.

2º. El segundo paso contemplado en el plan (aunque cronológicamente sería anterior al primero) sería el traslado urgente de los Talleres de RENFE. Para que la unidad anterior pueda ser operativa es necesario efectuar, con la máxima urgencia, la mudanza de los Talleres a la nueva BMI de Renfe construida en el nuevo Complejo Ferroviario, lo que supone, en estos momentos, resolver algunas cuestiones administrativas (de protección de incendios) y de operatividad de la maquinaria; para después iniciar las demoliciones y la descontaminación de los suelos, antes de proceder a la urbanización y edificación.

Los plazos estimados son de 6 meses desde la resolución de los conflictos de los contratos de maquinaria.

3º. Realización de obras provisionales y, en lo posible, compatibles con el soterramiento. Actuaciones para mejorar la permeabilidad en Pilarica (plaza de Rafael Cano y túnel de Aviador Gómez del Barco), Circular (paso peatonal) y Labradores (paso peatonal y mejora del rodado, para hacerlo funcional.

Y actuaciones de mejora de los bordes, en todo el recorrido, incluyendo la intervención en algunas zonas junto a las vías, como un pequeño parque en los terrenos de la antigua nave de Aprendices (Delicias). Los cierres del ferrocarril se mantendrán en condiciones de seguridad y ornato. Las obras de borde a cargo del Ayuntamiento. Las de permeabilidad, financiadas por la Sociedad; pues aunque sean provisionales corresponden a una tardanza que no es responsabilidad municipal.

En buena parte se trata de obras provisionales. Y compatibles con el Plan Rogers. Es importante definir en condiciones las características de las obras provisionales, de forma que acaben integrándose en la propuesta final, de ser posible.

4º. Construcción de la nueva estación de autobuses, y liberación posterior del suelo. Construcción de la nueva estación de autobuses en el ámbito de la de viajeros del ferrocarril. Una vez trasladada, y demolida y limpia la parcela la estación de autobuses, inicio de la venta de parcelas.

5º. Realización de las obras de Adif (completar el by pass y estación de mercancías) a su costa y de acuerdo a su propio calendario. Fijando, en cualquier caso, un límite de tiempo para estar realizadas. Son imprescindibles para el desarrollo de las siguientes fases. Hay que revisar el contrato suspendido por ADIF.

6º. Completar los traslados de Argales, levantar las vías de Ariza y comercializar ambas áreas. Se mantiene la ordenación de ambos espacios conforme lo previsto en el Plan Rogers. Depende del punto 5º.

7º. Obras de la estación de viajeros y Soterramiento de las vías. La última fase de la propuesta es la que motivó todo el proyecto: el soterramiento de las vías, al norte y al sur de la estación de viajeros. Siguiendo lo previsto en el Plan Rogers, y urbanizando el corredor resultante conforme al mismo. La estación debe resolverse soterrada. Según última valoración de Adif, el coste de la estación es de 80,28 millones de euros (esto es inasumible) y se ejecutaría de forma conjunta y dentro del plazo del soterramiento.

Se financiará con los aprovechamientos resultantes de las áreas de Argales y Ariza, además del de las parcelas próximas a la estación de viajeros, que no figuraban en la unidad de actuación nº 1. El coste del túnel urbano se estima en 374,96 millones de euros. Y el plazo de realización: 4 años, a contar desde 2019.

En síntesis, con la nueva reformulación podría pensarse que el conjunto de la integración del sistema ferroviario en la ciudad, con el resto de las actuaciones previstas, podría comenzar en 2017 y estar concluido en 2023. Aunque al ser los plazos abiertos, explicó Saravia, depende de la articulación de las distintas fases o momentos.

Soterramiento en 7 fases soterramiento-power-point.pdf
5.2 MiB 117 Downloads Details...

 

Ayuntamiento de Valladolid

El Ayuntamiento de Valladolid propondrá a Alta Velocidad siete fases para el soterramiento

Puente y Saravia consideran que la división de la operación en hitos convierte el objetivo en algo “realista” y “alcanzable”.

Dividir la operación del soterramiento en siete fases, siete hitos, convirtiendo el objetivo de enterrar las vías en la última de ellas y algo “alcanzable”, esa será la propuesta que el Ayuntamiento de Valladolid presentará el viernes, 21 de octubre, en la próxima reunión de los socios de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad.

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, y el concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, dieron a conocer esa propuesta, un “viaje por etapas, una ruta transitable frente al atasco que había hasta ahora”, señaló Puente, “un plan que divide la operación en hitos, todos alcanzables, de los cuales, el primero garantiza el pago de la deuda y el resto va despejando incógnitas”.

Así, en su opinión, se “pone luz sobre la ruta con racionalidad”, de modo que el último paso será el soterramiento de las vías según el Plan Rogers original, es decir, un soterramiento completo y con la estación del ferrocarril también subterránea.

El concejal de Urbanismo y primer teniente de alcalde, Manuel Saravia, señaló que el proyecto diseñado por los técnicos de su departamento es una propuesta “realista, viable, responsable con las promesas que se han venido haciendo, atenta a la calidad de vida de la población actual, pacífica y modesta”, puesto que diseña de forma ordenada “muy pocos elementos”.

Saravia describió una a una las siete fases que, dijo, no tienen por qué ser sucesivas, sino que en ocasiones se superponen en el tiempo, siempre teniendo en cuenta que la última sería el soterramiento en sí.

Las fases comenzarían por un diseño y aprobación, en primer lugar, de una unidad de actuación que valga cerca de 400 millones de euros, que pueda desarrollarse, urbanizarse y venderse sin necesidad de ninguna actuación ferroviaria, y sirva para ir cubriendo la deuda ya contraída. Tendría, por así decirlo, vida propia. Pues en cuanto quedase libre de las instalaciones que ocupan esos suelos (talleres, estación de autobuses, instalaciones anejas a la estación Campo Grande) comenzarían en ella las obras de urbanización y edificación correspondientes.

El objetivo del Ayuntamiento es contribuir a saldar la deuda que la Sociedad tiene con el pool bancario en la medida de sus posibilidades, entendiendo que lo más sensato en la actualidad es mantener la financiación de la primera pieza fundada en el aprovechamiento urbanístico. Que el Ministerio de Fomento (que es quien puede) la vaya asumiendo (de una vez o conforme al calendario de pagos que establezca), y la Sociedad dedique una pieza, una “unidad de actuación”, a resarcir a Fomento de esos pagos.

En cuanto a los plazos estimados, el Ayuntamiento está en disposición de contar con un documento de proyecto de actuación con determinaciones completas de reparcelación y básicas de urbanización en un plazo de 5 semanas. Además, al mismo tiempo, se completará el Proyecto de Urbanización en 6 semanas.

A continuación, deberá revisarse por los socios de SVAV y obtener el visto bueno de todos ellos en un plazo de 3 semanas. Una vez presentado por la sociedad para su aprobación, el Ayuntamiento tramitaría la aprobación inicial, publicación y exposición pública en un plazo de 8 semanas. Antes de la aprobación definitiva por parte del Ayuntamiento deben resolverse otras actuaciones relativas a los suelos como el traslado de talleres, descontaminación, etc.

2º. El segundo paso contemplado en el plan (aunque cronológicamente sería anterior al primero) sería el traslado urgente de los Talleres de RENFE. Para que la unidad anterior pueda ser operativa es necesario efectuar, con la máxima urgencia, la mudanza de los Talleres a la nueva BMI de Renfe construida en el nuevo Complejo Ferroviario, lo que supone, en estos momentos, resolver algunas cuestiones administrativas (de protección de incendios) y de operatividad de la maquinaria; para después iniciar las demoliciones y la descontaminación de los suelos, antes de proceder a la urbanización y edificación.

Los plazos estimados son de 6 meses desde la resolución de los conflictos de los contratos de maquinaria.

3º. Realización de obras provisionales y, en lo posible, compatibles con el soterramiento. Actuaciones para mejorar la permeabilidad en Pilarica (plaza de Rafael Cano y túnel de Aviador Gómez del Barco), Circular (paso peatonal) y Labradores (paso peatonal y mejora del rodado, para hacerlo funcional.

Y actuaciones de mejora de los bordes, en todo el recorrido, incluyendo la intervención en algunas zonas junto a las vías, como un pequeño parque en los terrenos de la antigua nave de Aprendices (Delicias). Los cierres del ferrocarril se mantendrán en condiciones de seguridad y ornato. Las obras de borde a cargo del Ayuntamiento. Las de permeabilidad, financiadas por la Sociedad; pues aunque sean provisionales corresponden a una tardanza que no es responsabilidad municipal.

En buena parte se trata de obras provisionales. Y compatibles con el Plan Rogers. Es importante definir en condiciones las características de las obras provisionales, de forma que acaben integrándose en la propuesta final, de ser posible.

4º. Construcción de la nueva estación de autobuses, y liberación posterior del suelo. Construcción de la nueva estación de autobuses en el ámbito de la de viajeros del ferrocarril. Una vez trasladada, y demolida y limpia la parcela la estación de autobuses, inicio de la venta de parcelas.

5º. Realización de las obras de Adif (completar el by pass y estación de mercancías) a su costa y de acuerdo a su propio calendario. Fijando, en cualquier caso, un límite de tiempo para estar realizadas. Son imprescindibles para el desarrollo de las siguientes fases. Hay que revisar el contrato suspendido por ADIF.

6º. Completar los traslados de Argales, levantar las vías de Ariza y comercializar ambas áreas. Se mantiene la ordenación de ambos espacios conforme lo previsto en el Plan Rogers. Depende del punto 5º.

7º. Obras de la estación de viajeros y Soterramiento de las vías. La última fase de la propuesta es la que motivó todo el proyecto: el soterramiento de las vías, al norte y al sur de la estación de viajeros. Siguiendo lo previsto en el Plan Rogers, y urbanizando el corredor resultante conforme al mismo. La estación debe resolverse soterrada. Según última valoración de Adif, el coste de la estación es de 80,28 millones de euros (esto es inasumible) y se ejecutaría de forma conjunta y dentro del plazo del soterramiento.

Se financiará con los aprovechamientos resultantes de las áreas de Argales y Ariza, además del de las parcelas próximas a la estación de viajeros, que no figuraban en la unidad de actuación nº 1. El coste del túnel urbano se estima en 374,96 millones de euros. Y el plazo de realización: 4 años, a contar desde 2019.

En síntesis, con la nueva reformulación podría pensarse que el conjunto de la integración del sistema ferroviario en la ciudad, con el resto de las actuaciones previstas, podría comenzar en 2017 y estar concluido en 2023. Aunque al ser los plazos abiertos, explicó Saravia, depende de la articulación de las distintas fases o momentos.

Fuente: Tribuna de Valladolid

La Pilarica alza su voz crítica para reivindicar su derecho a no ser un “gueto”

Esas son las soluciones que han prometido a un barrio que desconfía. “Este barrio fue pionero en pedir el soterramiento hace 30 años. Pero mientras llega, que parece que va para largo, ya que han cerrado el paso a nivel sin dar soluciones alternativas necesitamos poder pasar” sentencia la presidenta vecinal.

EL GUETO, LEÓN DE LA RIVA, EL PINAR Y LAS BOMBAS

El barrio cumple 365 días partido, con el principal paso sobre la vía cerrado a los peatones y al tráfico, y sin soluciones en medio de la indignación de los vecinos que este jueves 15 se han concentrado para exigir dignidad.

“Estamos prácticamente bloqueados, aislados, medio barrio separado del otro medio. Los comercios han notado mucho la falta de gente, la actividad ha disminuido y el proceso es malo”. En estas pocas palabras se puede resumir la situación que vive el barrio vallisoletano de la Pilarica, cuyos vecinos, cerca de un centenar, se han concentrado hoy jueves 15 de septiembre, bajo la lluvia, en la plaza Rafael Cano, para reivindicar su dignidad.

Las palabras corresponden a Margarita García, presidenta de la asociación de vecinos del barrio. Su indignación se debe a que se cumplen 365 días desde que ADIF y el Ministerio de Fomento cerraron el paso a nivel que conectaba las dos partes de la Pilarica, el único barrio que actualmente está cortado por la vía del tren, lo que produce a diario pérdida de tiempo al tener que bordear la zona para salir en coche, o por los colapsos que se producen en las horas punta en el único paso peatonal abierto.

“Nadie ha justificado nada, hay una falta de información importante por parte de ADIF y Fomento. El Ayuntamiento ha estado en verano haciendo trabajos de medición para avanzar en el proyecto pero no sabemos en qué punto está. En cuanto al túnel del aviador, la semana pasada mandamos una carta al secretario de estado de infraestructuras para preguntar” explica García. Se refiere, por un lado, a las obras que el Ayuntamiento de Valladolid se ha comprometido a hacer para habilitar un paso peatonal subterráneo en la plaza Rafael Cano (con un presupuesto de cerca de 2 millones de euros y cuyo inicio no se prevé, al menos, hasta final de año). Y por otro a la obra que debe llevar a cabo ADIF en la plaza del Aviador Gómez del Barco para permitir la circulación de vechículos por debajo de las vías (con un presupuesto de casi 7 millones de euros y un plazo de ejecución a lo largo de 2017).Margarita García da la versión ‘institucional’. Pero los vecinos anónimos son mucho más críticos y se muestran más enfurecidos por una situación que les afecta de manera persona y a diario.

“El barrio se parece más a un gueto que a un barrio. Nos han engañado con el soterramiento y nos siguen engañando” protesta un vecino, que dice verse obligado a “dar una vuelta grandísima para salir del barrio, emplear nuestro tiempo en salir, y el barrio cada vez está peor”.

“Llevamos toda la vida con la vía abierta y porque se la pone entre las narices a la señora ministra de Fomento tuvo que cerrar. Aquí a la gente que ha pillado el tren es porque se han puesto ellos (aludiendo a las víctimas mortales en ese punto, de las que se sospecha algunas fueron suicidios). Aquí el AVE pasa a 60 y nos dicen que va a 220 km/h, si fuera así pasaría lo que ha pasado en otros sitios” dice con una mezcla de amargura y rabia otra vecina, que protesta por la situación en la que ha quedado su hija: “El túnel de la calle Salud está cerrado y mi hija por la noche tiene que dar una vuelta por sitios en los que apenas hay luz”. Y concluye: “Todos los vecinos tendríamos que coger un martillo y picar las vallas, o si no poner cuatro bombas ahí y verás que pronto hacían caso”.

Otras vecinas también quisieron comparar la situación en su barrio con la del Pinar de Antquera, donde sí se ha soterrado el tren. “Aquí nos han encerrado como conejos y en el Pinar que pasa, ¿viven los amiguitos de ellos? ¿Los de aquí no somos ciudadanos, no pagamos nuestros impuestos? Digo yo que algo merecemos” dice una señora, interrumpida por la aportación de otra: “¡Qué soterramiento van a hacer, si se ha comido el dinero el De la Riva!”.

Tras leer un manifiesto de protesta y proyectar un vídeo con imágenes del año de reivindicaciones, la vida sigue en la Pilarica, un barrio partido por un muro de obra que anhela una solución en la que cada vez confían menos. Un barrio que, como confirma Margarita García, “seguirá movilizándose hasta que nos den una solución”.

Fuente: Tribuna de Valladolid

Renfe asume que el traslado a los nuevos talleres será en septiembre

JORGE MORENO | VALLADOLID

Sin la máxima responsable al frente del Ministerio de Fomento (Ana Pastor), designada presidenta del Congreso de los Diputados el pasado 19), y con cargos políticos en dos áreas de este departamento, como son Adif y Renfe, que no saben sobre su continuidad y lo que conlleva poder adoptar decisiones vinculantes a medio plazo, el Ayuntamiento de Valladolid no logró ayer arrancar mayores compromisos al Gobierno central que el de acelerar los trámites de la puesta en marcha de los nuevos talleres de Renfe, en San Isidro.

Fomento se sienta con el 50% en Valladolid Alta Velocidad, la empresa que se constituyó en 2003 para llevar a cabo el soterramiento del ferrocarril, la construcción de unos nuevos talleres de Renfe, y la urbanización de la zona que ocupa la estación Campo Grande y Farnesio.

En la reunión en Madrid, que duró más de dos horas y en la que participaron también Ángel Marinero, director general de Vivienda de la Junta, y Elena González Gómez, directora general de Sociedades de Integración, Filiales y Participadas de Adif, no se registró mayor avance que el relativo a los talleres. Unas instalaciones construidas, pero que están paradas por el concurso de acreedores de la empresa IPK, a la que Renfe encargó un túnel de pintura que está entregado, pero a falta de la firma de recepción al estar en concurso la mercantil.
Sin embargo, los técnicos del Ministerio informaron que en los próximos días se desbloqueará esta cuestión de acuerdo con el Juzgado, lo que permitiría acelerar la apertura de los nuevos talleres de mantenimiento y el traslado de los más de 500 trabajadores, algunos de los cuales están ahora en la sede del paseo de Farnesio. En principio, Fomento se comprometió a que fuera efectivo en septiembre, una fecha que se suma a otras incumplidas desde hace casi dos años.

Los ediles trataron de arrancar un compromiso por parte de Renfe para que asumiera la diferencia del coste por la construcción de los talleres de San Isidro. Inicialmente eran 50 millones, pero la cifra final alcanza los 196 millones. El Consistorio pretende que sea la compañía estatal la que aporte mayor dinero a la sociedad Valladolid Alta Velocidad, puesto que «será ella la que se beneficie de estas instalaciones», diseñadas para el mantenimiento de unidades de Ave.

Por otra parte, Fomento comunicó verbalmente a los ediles la nueva valoración de las tres alternativas para el soterramiento y urbanización de la zona.

Alternativas y costes

La primera, la del Plan Rogers, pasaría hoy de los 562 millones de euros previstos a los 1.336. Hasta ahora se han invertido 554 millones, por lo que, según el Ministerio, restarían de ejecutar de obra unos 782 millones. Esta opción urbanística incluiría el soterramiento de 5 kilómetros del ferrocarril (desde el Matadero hasta más allá de Delicias) y la estación de tren subterránea.

La valoración de la segunda opción, que comprendería efectuar un soterramiento con muros pantallas, tramos más cortos y la estación de Campo Grande en superficie, supondría una inversión de 1.050 millones de euros de coste final. Pendiente de ejecutar quedarían actualmente cerca de 497 millones.

Por último, el Ministerio valora la tercera opción, que no incluye el soterramiento del tren sino una permeabilización por debajo de la vía mediante pasos subterráneos, en 901 millones de euros, de los cuales restarían por ejecutar 347 millones. Fomento no concretó a los concejales Manuel Saravia y Antonio Gato cuáles serían aquellos puntos de la ciudad donde se construirían estos pasos para vehículos y peatones.

Convenio para refinanciar

Otra de las cuestiones que se abordaron fue la financiación de estas obras. Entidades como el BBVA, Santander, La Caixa, España-Duero, el ICO o Bankia han aportado desde el 2003 dinero para todas estas operaciones. El Ayuntamiento, sin embargo, pide que se haga una nueva refinanciación pero «a tipos de interés y condiciones de mercado actuales, no las de entonces».

Tampoco nada se concretó en este aspecto, excepto que los sondeos realizados por Fomento frente otros bancos no permiten mayores modificaciones financieras. Actualmente la deuda contraía por la Sociedad Alta Velocidad con las entidades es de 346 millones de euros.

Los dos concejales que acudieron a Madrid pidieron a los técnicos de Fomento y a la directora general que antes de septiembre les faciliten documentación sobre todas estas líneas de trabajo. Por el momento el Ministerio se ha comprometido a remitir datos sobre los talleres.

Tras la reunión, el concejal de Hacienda, Antonio Gato, señaló que «la falta de Gobierno se nota por cuanto los interlocutores que han acudido han sido mayoritariamente más técnicos que políticos».

Fuente: El Norte de Castilla

Los terrenos del soterramiento de Valladolid podrían llegar a valer entre 664 y 753 millones

El concejal de Urbanismo, Infraestructuras y Vivienda, Manuel Saravia, ha puntualizado que se trata por ahora de «un borrador»
La Concejalía de Urbanismo ha publicado los nuevos datos de la estimación del valor de los suelos incluidos en el proyecto del soterramiento para las tres posibilidades existentes, es decir, para la actuación sin soterramiento, para el soterramiento integral y para el soterramiento parcial, que oscilarían entre los 664 y 753 millones de euros si se vendieran los terrenos a lo largo de los años previstos en un cronograma.

En un comunicado recogido por Europa Press, el concejal de Urbanismo, Infraestructuras y Vivienda, Manuel Saravia, ha puntualizado que se trata por ahora de “un borrador”, ya que cuenta con “algún elemento” que todavía debe corregirse.

Saravia ha hecho ver que en todos los casos se presenta el “valor actual” si se vendiesen los terrenos ahora, que oscila en las tres opciones entre los 303 y los 440 millones, y por otro lado el “valor estático total”, que indica lo que podría obtenerse si se ponen en el mercado los terrenos a lo largo de los años previstos –entre 664 y 753 millones–.

Así, una actuación de soterramiento integral liberaría terrenos con un valor actual de 440,2 millones de euros y 753,1 millones de valor ‘estático’; mientras que una actuación parcial, que dejaría la estación de Campo Grande en superficie, según el documento, permitiría sacar al mercado suelos que en la actualidad están valorados en 304,9 millones de euros y que en un futuro podrían alcanzar los 667,7.

Además, se contempla una tasación de los terrenos que quedarían liberados en las zonas de Talleres, Argales y Ariza, en el caso de una actuación sin soterramiento, que apenas difieren de la opción parcial, con valores entre 303,1 y 664,4 millones de euros.

“Este trabajo tiene un desarrollo muy amplio, un cronograma de ventas diferenciado por zonas y por usos, e incluso considerando el número de viviendas mínimo y máximo, y existe la posibilidad de ajustarlo a las distintas posibilidades de actuación o programación, por parcelas o ámbitos”, ha asegurado el concejal de Urbanismo.

Por todo ello, ha advertido de que “no puede tomarse como una foto exacta ni concluyente de valor”, pues entiende que se debe trabajar con las distintas posibilidades de actuación. De esta manera, en los próximos días se presentarán las propuestas más elaboradas.

Fuente: El Norte de Castilla

Urbanismo inicia sondeos geotécnicos para el proyecto del paso peatonal de Pilarica

Los datos de las perforaciones se utilizarán para redactar el nuevo proyecto que pagará el Consistorio

JORGE MORENO | VALLADOLID

Desde hace unos días, operarios de Urbanismo, pertenecientes a la contrata municipal de control de calidad, llevan a cabo sondeos geotécnicos en la Plaza Rafael Cano, del barrio de Pilarica, con el objetivo de obtener datos para la redacción de un nuevo proyecto del paso peatonal por debajo de las vías del ferrocarril.

Esta obra, que ha sido asumida por el Ayuntamiento de Valladolid después de que se descartase con el Ministerio de Fomento la anterior mejora del viejo paso subterráneo con un coste superior a los 300.000 euros, supondrá la construcción de una plaza deprimida bajo las vías por donde circulan trenes de Alta Velocidad y mercancías.

El paso a nivel con barrera se cerró por Renfe en septiembre del 2015, coincidiendo con la puesta en marcha de la línea del Ave a León y Palencia.

El nuevo proyecto que redactará el Área de Urbanismo tendrá cuatro niveles escalonados. Uno de ellos será en la calle Nueva del Carmen, que mantendrá el arbolado existente, y se proyectará con una plataforma lateral paralela a la iglesia y una escalera de acceso a la cota del paso inferior.

La nueva iniciativa pretende establecer dos terrazas intermedias, una para uso estancial y otra para una zona de juego de niños. El cuarto nivel escalonado que se desarrollará dispondrá de un paso de circulación y cruce de caminos para peatones.

La futura estructura peatonal se proyectará con un ancho de 20 metros de luz libre, y se ejecutará en forma de cajón hincado, lo que permitirá mantener el servicio ferroviario ininterrumpidamente.

Fuente: El Norte De Castilla

Los vecinos de la Pilarica se manifiestan en contra del paso a nivel que les mantiene “encerrados”

Una cadena humana de 250 vecinos ha recorrido esta mañana las calles de Valladolid para terminar en la estación de trén Valladolid – Campo Grande, donde han clamado contra Adif por sus malas gestiones al respecto 

ÁLVARO YEPES | VALLADOLID

Los vecinos del barrio de la Pilarica se han manifestado en la mañana de hoy en protesta por el cierre del paso a nivel, que mantiene mal comunicados a los habitantes de la zona afectada desde el pasado día 15 de septiembre. La asociación de vecinos del barrio vallisoletano ha liderado una marcha en forma de cadena humana en la que cada partícipe ha portado un dorsal, desde el 1 al 250, haciendo referencia al número de días que lleva el paso cerrado.

La marcha comenzó a las 12 horas en la plaza de Rafael Cano y pasó por las plazas de Luis Braille, San Juan, Colegio de Santa Cruz, Universidad, Fuente Dorada, Zorrilla y Colón, para terminar en la estación de tren Valladolid – Campo Grande, donde los manifestados exigieron a Adif una respuesta inmediata tras ver como, desde el pasado 15 de septiembre -día en que se cerró el paso a nivel-, no se ha dispuesto una medida alternativa válida a este problema. Durante el trayecto, los manifestados no dejaron de proferir gritos como “qué carajo, la vía por debajo”, “Adif escucha, Pilarica está en la lucha” o “soterramiento en Valladolid”.

Jose Luis Alcalde, miembro de la asociación de vecinos del barrio de la Pilarica, pone vez al malestar de cientos de vallisoletanos: “Ya son 250 días de condena para los habitantes de la Pilarica y de Valladolid. Estamos encerrados, incomunicados, y la administración nos ha ninguneado. No hemos cometido ningún delito para merecer este castigo. Queremos que esto se resuelva ya. Se supone que ahora están haciendo los proyectos para las obras en la plazas Rafael Cano y Aviador Gómez del Barco, pero a día de hoy seguimos encerrados. No ha habido ninguna mejora, seguimos igual que el primer día”.

A la manifestación asistieron mimebros del Ayuntamiento como la concejala de cultura y turismo, Ana María Redondo, la concejala de medio ambiente y sostenibilidad, María Sánchez, o el teniente de alcalde y concejal de urbanismo, Manuel Saravia.

Fuente: El Norte de Castilla

El cambio en el plan del soterramiento sumaría tres años más solo en papeleo

La obra con muros pantalla y la estación en superficie obliga a elaborar un proyecto nuevo

J. ASUA | VALLADOLID
El posible cambio en el modelo de soterramiento por el que se ha decantado el alcalde, con la técnica constructiva de muros pantalla (obra a cielo abierto) y dejando la estación en superficie, conllevaría solo en trámites administrativos, modificación del PGOU, elaboración de nuevos proyectos y evaluaciones de impacto ambiental 39 meses de trabajo, o lo que es lo mismo más de tres años de papeleos. El borrador del plan de viabilidad que maneja la Concejalía de Urbanismo, y que ayer fue enviado a los grupos municipales, estima que este sería el tiempo necesario para completar la nueva planificación, que tendría un coste de 323 millones de euros frente los 515 de la operación con tuneladora (a ambas cantidades hay que sumar las obras de la variante y la estación de mercancías, valoradas en 140 millones).

Y es que lo hecho hasta ahora no valdría para nada. Habría que comenzar desde cero. La Sociedad Valladolid Alta Velocidad, y en especial el departamento municipal que dirige Manuel Saravia, trabajan contrarreloj en el documento de alternativas. «No hay nada cerrado», insiste el edil.

De momento, el informe previo plantea tres. La más ‘inmediata’ por estar ya confeccionada, pero también la menos viable económicamente, según el equipo de gobierno, sería mantener el denominado proyecto Rogers, con 5,7 kilómetros de canal subterráneo horadado con tuneladora, desde Argales hasta el apeadero de la Universidad, y con la estación de viajeros también bajo tierra.

Es la preferida por todos, aunque la más quimérica teniendo en cuenta la situación financiera de la operación, con una deuda aún por pagar de 341,5 millones de euros y un valor de los suelos, que deben financiar los trabajos, que no ha dejado de caer en los últimos años. El documento también recoge la opción de no soterrar ni las vías ni la estación y hacer intervenciones de permeabilidad entre ambas márgenes del canal ferroviario. Su coste: 82 millones de euros.

Pero parece que toma fuerza la alternativa que Puente ha defendido ya dos veces esta misma semana. Su principal ventaja estaría en un coste más asumible salvando la brecha ferroviaria tanto al norte como al sur de la ciudad y la posibilidad de llevarla a cabo por fases. Su principal inconveniente radica en que continuaría el ‘aislamiento’ de parte del barrio de Delicias y en que la joya de la operación desde el punto de vista inmobiliario –el área central de estación y los talleres de Farnesio– quedaría devaluada porque las vías seguirían en superficie, precisamente en el cogollo de la ciudad. Al final, las viviendas de nueva planta que se levantasen seguirían quedando en Delicias sin una conexión directa con el centro. A ello hay que añadir las molestias que generaría un tajo a cielo abierto durante los 87 meses (casi siete años), que se estiman como plazo de ejecución de las obras. Y es que el muro pantalla obliga a excavar para poner las paredes del cajón, hacer el vaciado del mismo y luego taparlo.

En principio pueden ser estas tres opciones las que el ejecutivo municipal presente para la consulta ciudadana, cuya celebración está prevista para el mes de julio. El Ayuntamiento parece haber desechado el otro modelo planteado por los técnicos de Adif. Se trataría de dejar la estación en superficie y hacer un soterramiento más humilde tanto al norte como al sur. Así se planteaban hasta doce opciones, pero en algunas de ellas quedan fuera barrios como Pilarica.

El informe pone negro sobre blanco todos los inconvenientes de una operación que sigue siendo muy complicada. Ayer Óscar Puente insistía en ello. Hay que ir a planteamientos «realistas». «El PP dice que no queremos soterrar el tren, ¡cómo no vamos a quererlo!, lo que no queremos es engañar a la gente, que es lo que han hecho durante veinte años», recalcó el primer edil en declaraciones a Europa Press, al mismo tiempo que preguntaba a la oposición de dónde se sacan otros 600 millones cuando aún se deben casi 400. Y es que el PP lleva desde el principio del mandato azuzando sobre este proyecto en lo que Puente califica como una política de «desgaste» cuando son conscientes de lo complicado de un operación, que ellos gestionaron desde 2002 hasta el pasado mes de junio.

En todo este embrollo lo urgente ahora es renegociar la deuda con las entidades financieras e ir planificando de dónde sacar el dinero para abordar la construcción del túnel urbano. Respecto a las obras más inmediatas, el documento, aún sin cerrar, hace hincapié en la necesidad de que el Ministerio de Fomento concluya la variante de mercancías y la estación de carga en el nuevo complejo ferroviario del Páramo de San Isidro, así como la urgencia para que se trasladen los talleres. Solo así se puede avanzar.

Para este mes de mayo está previsto encargar una nueva tasación de los suelos, algo complicado cuando aún no se conoce qué opción saldrá de las urnas. No parece que los terrenos junto al polígono de Argales ni el suelo de Ariza sean muy atractivos para los posibles promotores. En el primer caso, por quedar las viviendas junto a una zona industrial. En el segundo, porque se ha demostrado que la Ciudad de la Comunicación , en la margen derecha del Paseo de Arco de Ladrillo, ha resultado un fiasco desde el punto de vista inmobiliario. No hay más que ver las calvas de parcelas sin desarrollar. La zona más golosa, la de Farnesio, a buen seguro que perderá valor con las vías enfrente.

El propio alcalde recalcaba ayer que más allá de sueños, que a día de hoy no se pueden pagar, la ciudadanía exprese una opinión «no de lo que querría de manera ideal, sino que tenga sentido común» con respecto a los costes.

 

Opciones para el soterramiento.

El Norte de Castilla

El alcalde no cree que se pueda hacer el soterramiento íntegro y aboga por “ir a planteamientos realistas”

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, asegura que no cree que se pueda ejecutar el proyecto de soterramiento íntegro –el conocido como Plan Rogers– aunque sería su “preferencia”, pero ha abogado por “ir a planteamientos realistas” como la alternativa de mantener en superficie la estación Campo Grande y ejecutar un túnel lo más largo posible.

En declaraciones recogidas por Europa Press, el primer edil vallisoletano ha considerado que no existen diferencias en este sentido entre él y el concejal de Urbanismo, Infraestructuras y Vivienda, Manuel Saravia, ya que entiende que simplemente éste “no tiene claro” que alternativa sería la mejor para el proyecto ferroviario de la ciudad.

Sin embargo, Puente se refiere concretamente a sus “preferencias”, que sería ejecutar el soterramiento de forma íntegra, tal y como se recogía en el Plan Rogers, pero ha reconocido que no cree que “se pueda hacer” porque costaría 650 millones de euros, además de los 400 que ya se pidieron prestados por parte de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad. “Que alguien me diga de dónde vamos a sacar los 650 millones que hacen falta. Yo quiero lo mejor, pero puedo lo que puedo”, ha reflexionado.

El primer edil ha reclamado “ir a planteamientos realistas”, por lo que ha incidido en que le parece “razonable” la alternativa de dejar la estación en superficie y ejecutar sendos túneles a cada lado de la misma con la intención de que “se soterre lo más posible”.

A este respecto, ha apuntado que si el cambio del proyecto supondría alargar el proceso de tramitación en dos años, entiende que hacer la estación soterrada sería “retrasarlo toda la vida” porque desconoce “de dónde se sacaría el dinero”, los 220 millones que asegura que costaría una estación bajo tierra.

En este sentido, ha reprochado que el Partido Popular diga que el equipo de Gobierno no quiere soterrar las vías del tren. “El PP dice que no queremos soterrar el tren, cómo no vamos a quererlo, lo que no queremos es engañar a la gente, que es lo que han hecho durante 20 años”, ha aseverado, a lo que ha añadido que incluso “algún concejal como el de Hacienda” estaba “engañado” porque estaba en el Consejo de Administración de Valladolid Alta Velocidad pero “no sabía nada de la ‘comfort letter'”.

Por otro lado, se ha referido al proceso de consulta que pretende poner en marcha el equipo de
Gobierno para plantear a los ciudadanos las distintas alternativas para el proyecto ferroviario, del cual ha reconocido su complejidad. Por ello, espera que la ciudadanía exprese una opinión no de lo que querría “de manera ideal”, sino que tengan “sentido común” con respecto a los costes.

Las Delicias

El regidor vallisoletano ha reconocido que si la estación se deja sobre la superficie, la zona más cercana que sería la comprendida aproximadamente entre el Arco de Ladrillo y la calle Labradores no se libraría de la barrera que supone el ferrocarril, pero ha incidido en que el barrio de Las Delicias “ganaría” con soterramiento parcial.

Así, ha detallado que habrá un bulevar “mucho más grande” y que la zona del mercado de Delicias quedará liberada de las vías, por lo que habrá más permeabilidad. “La operación hace que todos los barrios ganen, pero hay que moverse en el terreno de lo posible”, ha concluido.

Fuente: El Día de Valladolid