Monthly Archive for Enero, 2016

El PGOU plantea soterrar solo enfrente de la estación y que el tren circule en trinchera

J. ASUA | VALLADOLID

Es solo una alternativa, pero ya se recoge en el punto 3.2 del documento de 14 páginas que guiará los trabajos de revisión del nuevo Plan General de Ordenación Urbana, elaborado para adaptarlo a la nueva legislación y para incorporar las propuestas recogidas en los debates públicos del ciclo ‘Pensar y vivir Valladolid’. El equipo de gobierno plantea «estudiar y valorar» un proyecto de soterramiento «corto», que se ciña al entorno de la estación y los actuales talleres de Renfe y que el tren circule por el resto de la ciudad «en trinchera». Es decir, deprimir las vías de manera que la conexión entre ambas márgenes del canal ferroviario sea más fácil a través de pasarelas más anchas u otro tipo de soluciones constructivas.

¿Cómo y con qué coste? Este avance, que ayer pasó por la Comisión de Urbanismo y cuyo dictamen se aplazó, no aporta esas claves, aunque la opción de rebajar la cota de la línea férrea podría ser más barata, además de más realista, dada la complicada situación financiera que atraviesa la operación, con una deuda pendiente de 404 millones de euros y la necesidad de contar con otros 360 para acometer el túnel urbano, tal y como está planteado. «La ciudad no puede mantener la situación existente en espera de un soterramiento que se puede frustrar. Hay que actuar con realismo y programar actuaciones de borde y cosido de barrios, así como de permeabilidad: más pasos para tráfico rodado, peatonal y ciclista», se señala en estas bases de actuación.

Con esa alternativa se podrían poner en venta los terrenos liberados, principalmente los ubicados en la zona de la estación, de manera que el entorno de Campo Grande se convirtiera en una nueva área de centralidad urbana. En cuanto al resto del canal, el semienterramiento de las vías sin cubierta permitiría crear uniones más accesibles entre los barrios del este y la zona centro y semicentro.

Desarrollos Residenciales

Ciudad compacta. Los nuevos criterios dejan clara la intención del nuevo ejecutivo municipal de «congelar» el modelo expansivo. Se apuesta sin ambages por eliminar las áreas homogéneas –grandes bolsas de suelo situadas en la periferia y con capacidad para 66.000 viviendas– y se recalca que se aplicará todo el rigor a la hora de justificar la necesidad de nuevos sectores residenciales «ultraperiféricos», «valorando las tensiones que crearían a la ciudad compacta, los costes de conexión de sistemas generales e implantación de servicios urbanos y el freno que supondría a las operaciones de rehabilitación interior y en particular a las derivadas de la integración del ferrocarril». Así, desde Urbanismo se apuesta por rellenar los vacíos entre los desarrollos residenciales en la ciudad ya consolidada y por la rehabilitación de los barrios existentes.

Asociado a este aspecto con el que se pretende combatir el encarecimiento de la factura de mantenimiento de la ciudad, el informe recoge en su punto 9.7 la necesidad de estudiar la conveniencia de «suprimir o limitar» ciertas tipologías de desarrollos residenciales que hacen un «uso extensivo del suelo, como viviendas unifamiliares, pareados o adosados». Atención los constructores porque en estos criterios se avanza la intención de que en los proyectos de urbanización los promotores «asuman costes que, de otra forma, recaerían en el municipio» y enumera entre ellos «el mobiliario urbano, la señalización o el soterramiento de los contenedores de basura».

Movilidad

El documento apuesta por la prioridad peatonal y plantea restricciones en la velocidad del tráfico rodado. El futuro PGOU contemplará la creación de nuevos aparcamientos disuasorios, congelará la construcción de aparcamientos subterráneos en áreas congestionadas y apunta la posibilidad de convertir algunos de los actuales estacionamientos de rotación en plazas para residentes «si así lo aconsejan los estudios de movilidad». El equipo de gobierno mantiene su idea de sacar fuera de la Plaza Mayor los accesos al subterráneo para coches. En este capítulo, también llama la atención la idea de «aligerar» el mobiliario urbano de las aceras, «eliminando obstáculos innecesarios y revisando la ocupación de vía pública en aspectos como terrazas, jardineras, señalizaciones o contenedores». Como cabía esperar, el documento apuesta por reforzar y reconectar las redes de carriles-bici.

Más control

El Ayuntamiento quiere que los plazos se cumplan. No permitirá muertos urbanísticos. Así, se establecerán plazos máximos para asumir los deberes legales y se fomentará la gestión de oficio de en aquellos ámbitos cuyo estancamiento comprometa la calidad urbana de la parte de la ciudad afectada. Además, está previsto promover la desclasificación del suelo cuando se considere incumplida la función social de la propiedad o se entienda que la falta de interés por el desarrollo se corresponde con la no necesidad del mismo. Por otro lado, se establecerá un registro de venta forzosa para promover la rehabilitación de edificios evitando su ruina.

Centro y barrios

Dos de los capítulos de este avance, pendiente de aprobación, se centran en el casco histórico y en los barrios. Para el cogollo de la ciudad se propone una revisión integral de los edificios catalogados y la flexibilidad de usos en los inmuebles sin que esta destruya un tejido residencial, donde ahora son mayoría las personas de avanzada edad, algo que también exige medidas para combatir la «gentrificación», el proceso por el que la población original de un sector o barrio es progresivamente desplazada por otra de un mayor nivel adquisitivo. Para los barrios se planean «micromejoras», planes de rehabilitación y el uso de solares vacíos en aquellos entornos muy densificados para obtener nuevos espacios libres y zonas verdes.

Actividad económica

La rehabilitación del polígono de Argales, el impulso del Parque Agrolimentario de Palomares y las puesta a disposición de suelo y edificios municipales para iniciativas públicas o privadas de interés general son algunas de las líneas que marcan los nuevos criterios del PGOU para impulsar la actividad económica. El documento hace especial hincapié en fomentar el acceso de la vivienda a los jóvenes y anuncia medidas para la utilización de suelos y viviendas vacías.

Fuente: El Norte de Castilla

Adif dice sí al paso peatonal en Pilarica… pero cofinanciado con el Ayuntamiento de Valladolid

El equipo de Gobierno espera que a finales de año estén avanzadas las obras del paso inferior de la plaza Rafael Cano.

21.01.2016 Tribuna de Valladolid | @tribunava

El concejal de Urbanismo, Infraestructuras y Vivienda del Ayuntamiento de Valladolid, Manuel Saravia, ha asegurado este jueves que Adif ha asumido las propuestas del Consistorio y de los vecinos para crear un paso inferior peatonal bajo las vías en la plaza de Rafael Cano mediante la depresión del nivel y el alargamiento del túnel de la calle Andrómeda.

No obstante, el concejal vallisoletano ha señalado “un pero”, ya que los representantes del organismo ministerial han solicitado que el Ayuntamiento participe en la cofinanciación, algo a lo que el equipo de Gobierno está dispuesto, si está de acuerdo con las condiciones y los porcentajes.

Saravia ha mantenido una reunión este jueves con representantes de Adif, en la que ha estado acompañado por representantes de la Asociación de Vecinos Pilarica, barrio en el que se encuentra el paso a nivel de la plaza de Rafael Cano, cerrado al tráfico rodado y de peatones desde finales de septiembre de 2015.

En el encuentro, según ha explicado en declaraciones recogidas por Europa Press, Adif ha “asumido” las propuestas que llevaba el equipo de Gobierno, tras consensuarlas con los vecinos del barrio.

En primer lugar, en la plaza de Rafael Cano, según se ha concretado este jueves, se ejecutará una depresión de la plaza con el fin de crear un paso inferior bajo las vías con 22 metros de anchos, por el que sólo se permitirá el paso de peatones y de vehículos de emergencia, pero que según Saravia dará una “buena solución” a la permeabilidad del barrio.

El concejal ha explicado que en este tiempo el equipo de Gobierno ha “afinado” el proyecto, que hoy ha podido presentar “bastante completo” a Adif, hasta reducir su presupuesto a unos 2 millones de euros. Manuel Saravia ha recordado que los primeros cálculos de los técnicos se iban a los 3 millones, mientras que afirma que Adif llegó a calcular que costaría 6 millones de euros.

En cuanto al túnel para tráfico rodado y peatones proyectado por Adif a la altura de la calle Andrómeda, 400 metros más al norte del paso a nivel de la Pilarica, Adif también ha asumido la propuesta de alargar la salida del mismo por el lado del barrio Belén hasta la calle Nochevieja, con el fin de que la pendiente sea más llevadera.

Manuel Saravia ha explicado que Adif ha dado ahora un plazo de dos meses para redactar el convenio en el que se comprometerán fechas y condiciones de las obras, por lo que ha manifestado que espera que a finales de 2016 estén avanzadas las obras al menos del paso inferior de la plaza de Rafael Cano.

Fuente: Tribuna de Valladolid

Adif asume la ampliación del túnel de Pilarica

Los vecinos analizarán hoy en asamblea el acuerdo, en el que aún falta por determinar la parte que sufragará el Ayuntamiento

J. SANZ | VALLADOLID

Los vecinos de los barrios de Pilarica y Belén y el concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, lograron arrancar ayer el compromiso por parte de Adif, el gestor de infraestructuras ferroviarias, de asumir los dos proyectos municipales que permitirán, al menos, minimizar el impacto del cierre del paso a nivel de la plaza Rafael Cano que mantiene al primer barrio partido en dos desde el 15 de septiembre. El acuerdo contempla, por un lado, el rebaje de la citada plaza para abrir un amplio espacio peatonal bajo las vías que conecte con la calle La Salud y, por otro, la ampliación del túnel para vehículos proyectado unos metros al norte, en este caso bajo la plaza Aviador Gómez Barco, que ahora desembocará directamente en la calle Nochevieja sin tocar dicha plaza.

El acuerdo, en cuanto al apartado técnico, «es total», según confirmó ayer el también teniente de alcalde, Manuel Saravia, al término de la reunión a tres bandas celebrada en Madrid, a la que asistieron los representantes vecinales de los barrios afectados; si bien aún está pendiente de resolver «el capítulo económico». Adif, en principio, propuso sufragar al 50% los más de 5,4 millones de euros que costarán sendos proyectos, mientras que el Ayuntamiento, de entrada, considera que debe ser el gestor ferroviario el que asume el montante total del túnel para vehículos –presupuestado inicialmente en 3,4 millones de euros, pero que se encarecerá por la ampliación– y está dispuesto a asumir los trabajos de urbanización, no de la obra en sí, de la plaza Rafael Cano.

Restos arqueológicos

«La cuestión económica es un tema abierto que deberá discutirse a nivel político cuando Adif, como se ha comprometido, nos remita la semana que viene el borrador del convenio con su propuesta», aclaró Saravia, quien concretó que sendas partes manejan un plazo de dos meses para cerrar el acuerdo. En cuanto al tiempo de ejecución de los proyectos, el edil confía en que la intervención en la plaza Rafael Cano pueda estar finiquitada este mismo año y no se atreve, por ahora, a poner fecha a la conclusión del túnel –inicialmente estaba prevista para julio–, ya que los trabajos en este último permanecen paralizados ante la aparición de restos arqueológicos –un antiguo puente, al parecer, del siglo XIX–, durante las catas iniciales.

Exposición en el centro cívico

Los vecinos, por su parte, celebrarán hoy una asamblea en el centro cívico de Pilarica –situado precisamente frente al desaparecido paso a nivel–, en la que los asistentes a la reunión de ayer expondrán a los presentes lo acordado para someterlo a su análisis. El encuentro comenzará a las siete de la tarde, una hora después de la inauguración a cargo del alcalde, Óscar Puente, de una exposición en este mismo escenario de los dibujos elaborados por trescientos niños del barrio mostrando su visión sobre la situación generada por el polémico cierre del paso a nivel, al que siguió el montaje y desmontaje de la descartada pasarela peatonal.

Fuente: El Norte de Castilla

Saravia consigue que Fomento acepte los dos accesos para salvar las vías en Pilarica

M.R.I. / L.A.E. – viernes, 22 de enero de 2016

El Ministerio de Fomento acepta la propuesta del Ayuntamiento de Valladolid para salvar las vías del tren en el barrio de La Pilarica: deprimir la plaza de RafaelCano para hacer un gran paso peatonal inferior y rediseñar el túnel del paso previsto en la plaza de Aviador Gómez del Barco. El concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, junto con varios vecinos del barrio de La Pilarica y de Belén, se entrevistó ayer en la capital madrileña con responsables del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) para exponerles sus peticiones para intentar minimizar el corte del paso a nivel e intentar de esta manera mejorar la calidad de los vecinos del entorno.

Así, tras la exposición de sendos proyectos, los responsables de la empresa pública les trasladaron que aceptan la construcción de una plaza deprimida en Rafael Cano, donde los peatones puedan cruzar sin peligro por la zona inferior en un área donde predominarían las zonas verdes y de convivencia. Un kilómetro hacia el norte, en la plaza de Aviador Gómez del Barco, la propuesta aceptada consiste en ejecutar un túnel más largo con el objetivo de mejorar el paso de la circulación rodada a partir del proyecto previsto inicialmente.

En definitiva, dos proyectos para los cuales en la reunión se ha llegado al acuerdo de que el Adif enviará la próxima semana alayuntamiento el borrador de un convenio para que estas dos intervenciones queden por escrito y firmadas, tal y como explicó Saravia ayer a este periódico.
Donde el debate aún está encima de la mesa es en el asunto de las aportaciones económica. El Adif pide que las arcas municipales aporten el 50 por ciento del coste total de las obras, que están presupuestadas en aproximadamente 5,5 millones de euros (2 de la plaza y 3,5 del túnel). «Esa cifra aún habrá que discutirla», matizó el concejal a la vez que revela que, según lo hablado ayer entre ambas administraciones, la plaza deprimida en Rafael Cano podría ser una realidad a finales de este mismo año si cada uno hace los deberes a tiempo y se redacta y firma en tiempo y forma los convenios.

Fuente: El Día de Valladolid

Adif y el Consistorio perfilarán en seis días los dos pasos de Pilarica

Quieren una plaza de Rafael Cano ‘en depresión’ y un túnel en Andrómeda apto para Bomberos

Í. Arrúe 13/01/2016

Adif, el Ayuntamiento de Valladolid y los vecinos de La Pilarica perfilarán el próximo martes 19 de enero, en una reunión en Madrid, las actuaciones en el barrio para sortear las vías de tren después de que La Pilarica quedase a mediados de septiembre partida en dos con la entrada en servicio del AVE a León y Palencia.

La aspiración de las dos entidades vallisoletanas es que Adif compense la demora aportando una solución a la permeabilidad del barrio con proyectos que modifican y, a su juicio, mejoran la propuesta inicial de Adif, con sendos pasos en el barrio –en la plaza de Rafael Cano y en la plaza Aviador Gómez Barco– que no solo ganan en funcionalidad, sino que integran la idea de ‘espacios abiertos’ y no meros pasos subterráneos que tan solo garantizan la conexión entre los dos lados de la vía.

Así lo señaló ayer el concejal de Urbanismo, Infraestructuras y Vivienda, Manuel Saravia, quien espera del encuentro con el administrador ferroviario un «compromiso firme y por escrito» para la actuación en la plaza de Rafael Cano. El edil defiende el proyecto elaborado por el Servicio de Espacio Público e Infraestructuras de su departamento, como «cuidado y mesurado», un proyecto que, además, reduce costes, ya que su presupuesto no alcanza los 3 millones de euros.

Para el concejal, la principal virtud de la obra de Rafael Cano es que en los aspectos visual y funcional supera el concepto de mero de paso subterráneo peatonal, ya que el resultado es como una extensión de la actual plaza. A su juicio, es un paso abierto y amplio, que consigue «no solo la funcionalidad del cruce», sino también «una buena sensación de permeabilidad». E insiste en que se han visto abocados a presentar el proyecto ya que el barrio «no puede esperar más».

La apuesta es deprimir la plaza y permitir el cruce ocasional de vehículos de emergencia.

El sistema para lograr la depresión de la plaza consiste en una serie de ‘terrazas’ escalonadas cada una con menos altura. Según los planos de la sección transversal del anteproyecto, la depresió n empezará a la altura de la calle Nueva del Carmen para un rebaje final de 2,70 metros. En este lado hay previstas cuatro ‘terrazas’ para ir sorteando el desnivel. El paso bajo las vías tiene una longitud de 12,40 metros –el actual túnel tiene 18,50 metros– y una anchura de 22, aunque útilpara el público se queda en 20 metros.

«Nos hacemos a la idea de que Adif no va a hacerse cargo de toda la actuación, pero esperamos que sí asuma los trabajos bajo las vías, el cajón que va a dar el paso y los primeros movimientos de tierra», indicó. El teniente de alcalde confió en que el administrador llegeu a un acuerdo para el segundo modificado en el túnel de la calle Andrómeda, para que se prolongue hasta una longitud total de 35 metros y que salga no en Aviador Gómez Barco sino en Nochevieja. La idea es que su rampa sea máas tendida y puedan circular coches de Bomberos con escala.

Fuente: Diario de Valladolid

El escollo previsto del puente del Esgueva

El director de Patrimonio augura que los restos se catalogarán pero no evitarán que se haga el túnel

Í. A. 13/01/2016

A la inconcreción sobre los proyectos en los pasos que cruzarán las vías de tren en la Pilarica, se ha sumado el hallazgo de restos arqueológicos en los trabajos preliminares de la construcción del túnel bajo la plaza de Aviador Gómez del Barco. Las piedras, se que han encontrado entre las calles Nochevieja y Andrómeda, pertenecen, según todos los indicios, a un puente de finales del siglo XIX que salvaba uno de los múltiples brazos del río Esgueva y que fue tapado para construir la línea férrea Valladolid-Irún.

La aparición de estos restos ha paralizado de momento la obra a la espera de que la Dirección General de Patrimonio de la Junta investigue y documente el hallazgo.

La presidenta de la Asociación de Vecinos de La Pilarica, Margarita García, señaló, sorprendida, que la existencia del puente bajo las vías era «conocida» en todo el barrio, por lo que no entiende como Adif no lo tenía previsto. El director general de Patrimonio, Enrique Sáez, indicó que, de cara a la autorización de la obra, la Junta ha prescrito que se elaboren dos sondeos arqueológicos para ver el alcance de la estructura, con el objetivo de confirmar que se trata de un viejo puente sobre el Esgueva, y para evaluar el impacto dimensional del paso subterráneo. «A partir de ahí, creemos que se construirá el túnel, ya que es un paso necesario. Ya solo dependerá de Adif, por lo que no podemos estimar el plazo de paralización temporal de los trabajos», indicó Sáez.

Fuente: Diario de Valladolid

El hallazgo de restos arqueológicos paraliza las obras del túnel de Pilarica

Luis Amomartes, 12 de enero de 2016

 

Los trabajos preliminares de las obras de construcción del nuevo subterráneo de La Pilarica sacan a la luz restos arqueológicos del siglo XIX. Los primeros movimientos de tierra por parte de la empresa contratada por el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) suponen paradójicamente el primer parón de las obras dado que la Dirección General de Patrimonio tiene que realizar el correspondiente informe técnico para datar los restos hallados en los últimos días que, además, tienen una doble complejidad: la falta de documentación al respecto excepto unas fotos antiguas que han aportado desde la propia empresa ferroviaria hasta el punto que desde la Junta de Castilla y León reconocen que estos restos «parece que sólo los conocen el personal que lleva muchos años trabajando en el Adif».
Los restos encontrados corresponden con un pequeño puente fechado aproximadamente en torno a los primeros años de la década de 1860, que desapareció justamente con la construcción de la línea férrea Valladolid-Irún dado que se optó por ese trazado. Hasta este punto justamente llegaba uno de los brazos del río Esgueva, conformándose allí mismo un pequeño arroyo que era el desnivel natural que se salvaba con un pequeño puente de piedra y ladrillo. Y este elemento constructivo, «parece ser y pendiente todavía de los informes arqueológicos», es el que aparece ahora aunque aún se desconoce si las obras dejarán a la vista el puente como tal o simplemente algunas partes del mismo como pudieran ser los pretiles, un elemento del que sí existe documentación gráfica en poder del Adif.
Localización. Esta infraestructura se encontraba entre las calles Nochevieja y Andrómeda, justamente el emplazamiento escogido por el Ministerio de Fomento para construir el nuevo paso subterráneo destinado a peatones y vehículos que sustituirá al clausurado en la plaza de Rafael Cano. Este puente es uno de los varios que había a lo largo del trazado, tal y como ha explicado el director general de Patrimonio de la Junta de Castilla y León, Enrique Sáez,
quien indicó ayer a El Día de Valladolid que los técnicos de su área ahora tendrán que «investigar y documentar» el hallazgo antes de continuar con el proceso de excavación de la obra dado que el correspondiente informe incluirá un apartado sobre cómo proceder a esa excavación, a esta obra, para intentar salvaguardar estos restos en el supuesto caso de que el documento dictamine que este hallazgo deba de conservarse o simplemente documentarse y continuar con el proyecto aprobado inicialmente. Por lo pronto, los arqueólogos «deberán prescribir lo encontrado, de dictaminar en qué estado de deterioro están los restos, para decidir posteriormente al respecto sobre su armonización y/o compatibilización» con el proyecto previsto en esa zona.
Por lo pronto, entre el informe y los propietarios, deberán extraerse al máximo toda la información posible del puente para, a partir de ahí, tomar la decisión más oportuna sobre unos trabajos, por cierto, en que los técnicos de la Dirección de Patrimonio colaboran desde el primer momento dado que se pidió autorización con condición de seguimiento de las obras.
Estas primeras piedras aparecidas, en suelo de dominio público ferroviario, corresponde con el lado de las vías de Los Santos Pilarica, pero el vallado también afecta al otro lado del corredor ferroviario, a la plaza de Aviador Gómez del Barco, en La Pilarica.