«Tiraremos adelante para que el negocio sea rentable»

El bar ‘Moon’, abierto hace un mes, es el primer negocio que existe en el barrio 25.08.11 – 00:06 – I. S. S. | VALLADOLID.

En este barrio con las calles vacías, cuyos nombres son de astronomía como Constelación o Satélite, en el que no se ve gente por las aceras y los locales de los bajos de los edificios están vacíos y en todos cuelga el cartel de ‘Se vende’, aparece en una esquina, entre la calle Constelación y el paseo Juan Carlos I, un bar pequeño con el nombre de ‘Moon’, (luna en español), es el primer negocio que se abre en este nuevo barrio.

Este establecimiento se inauguró hace tan solo un mes. Su propietario, José María González, explica cómo se animó a comprar el local hace tres años al considerar que estaba en una «situación inmejorable», al creer que la zona iba a crecer y que una cafetería sería un buen negocio. Tras 30 días de cara al público, desde detrás de la barra, prefieren esperar unos cuantos meses a la hora de hacer una valoración sobre el futuro del negocio, que por el momento «marcha bien».

Al igual que los vecinos de los bloques, sus principales clientes, José María pide más autobuses y sobre todo negocios que fomenten el crecimiento del barrio: «Necesitamos que los locales se cubran con negocios vitales para la zona como un banco, un quiosco o una farmacia». Por el momento, la gasolinera que hay en el barrio vecino, Pilarica, soluciona los problemas de abastecimiento como la compra diaria del periódico para sus clientes, al igual que el supermercado que hay en la calle Labradores.

A pesar de sus expectativas reconocen desde el bar que el barrio está parado, ya que en su momento «se edificó mucho y con rapidez, pero la mayoría de los pisos están vacíos». También señalan que este barrio no es el único que tiene estos problemas, «nuestros vecinos del barrio Pilarica siempre han estado muy abandonados y no se cuida esta zona de la ciudad como se cuidan otras».

Además de la línea de autobús, el propietario pide a la administración local que se coloque un radar en la zona de su bar, ya que «los coches circulan a determinadas horas muy deprisa, la gente se queja y con razón porque creen que algún día habrá un disgusto por no tomar las medidas a tiempo».

Fuente: El Norte de Castilla

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: