De la Riva cifra en más de 3 años el retraso del soterramiento y asegura que con aval de Fomento se empezaría «en 2011»

EUROPA PRESS. 03.02.2011

Culpa a Soraya Rodríguez de influir en el cambio a la opción B en la variante de mercancías, lo que también demoró la operación Confirma que la previsión es que en 2014 se inicie la obra en el túnel y señala que la duración «normal» sería de 3 años

El alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, ha asegurado este jueves que el retraso que acumula el proyecto del soterramiento desde que se acordó en el año 2002 es de casi cuatro años, y ha advertido de que si el Ministerio de Fomento hubiera presentado aval para la operación de crédito acordada por la Sociedad Valladolid Alta Velocidad, la obra «ya se habría empezado».

El regidor vallisoletano ha comparecido en rueda de prensa para «dar detalles» sobre el estado sobre el proyecto de soterramiento de las vías férreas y la operación urbanística con los terrenos que quedarán liberados por el traslado de los actuales talleres de Renfe. En ella ha realizado un recorrido por las distintas etapas desde que en 1992 se planteó por primera vez la posibilidad de enterrar el tren.

León de la Riva ha realizado un recuento de los retrasos que han sufrido los planes iniciales desde que en 2002 el entonces ministro ‘popular’ de Fomento, Francisco Álvarez Cascos, confirmaba que la llegada del tren de alta velocidad a la capital se haría mediante un túnel. En total, ha hablado de una demora de casi cuatro años.

En este sentido, ha señalado que se sufrió un retraso de dos años —entre 2004 y 2006— con motivo del cambio de Gobierno en Madrid, el cambio en la opción elegida para el trazado de la variante de mercancías en la que, a su juicio, influyó la ex portavoz socialista en el Ayuntamiento y actual secretaria de Estado de Cooperación, Soraya Rodríguez.

En este sentido, ha reprochado a su antigua rival electoral que utilizará su «poder de influencia» como secretaria federal de Medio Ambiente en el PSOE para promover la opción B del desvío para mercancías —la que finalmente se está ejecutando— por delante de la C —que discurriría por Laguna de Duero y La Cistérniga— y que era defendida por el Ayuntamiento vallisoletano.

León de la Riva ha aseverado que, de esta manera, Rodríguez pretendía ganar votos en las dos localidades del alfoz con vistas a conseguir que el PSOE recuperara la Presidencia de la Diputación provincial. Todo ello motivó que se tuviera que volver a pedir la Declaración de Impacto Ambiental en 2005 ya que anteriormente se había realizado pero para el trazado de la opción C.

Igualmente, la situación, recordó, afectó al tramo de las vías junto a la urbanización del Pinar de Antequera, pues con la opción elegida, además de las dos vías de alta velocidad tendrían que circular en el lugar otras dos para mercancías. Por ello, se tuvo que buscar en 2006 la opción del soterramiento, «obligada por el Ministerio de Medio Ambiente», según el primer edil.

Además, ha sumado «casi» otro año de demora en la aprobación de la modificación del PGOU en el Ayuntamiento, con lo que ha asumido que el Equipo de Gobierno, ha tenido «algo de culpa compartida». En este aspecto, ha añadido que influyó el «enfrentamiento» entre el ex director de la Sociedad José Antonio Marinas y la propia entidad, sobre los accesos a la futura estación de trenes y las dimensiones del centro comercial Vialia que se construirá en ese espacio. DE 600 A 400 MILLONES

Por último, se ha referido a otra demora de un año con los problemas para conseguir la concesión del crédito que finalmente se aprobó la pasada semana. La previsión inicial, según León de la Riva, era de obtener unos 600 millones de euros, pero según su relato las compañías financieras reclamaban para ello varios avales a las administraciones implicadas —Ministerio de Fomento (Adif), Ayuntamiento y Junta de Castilla y León—.

El regidor ha aseverado que el Consistorio y la Junta estaban dispuestos a presentar el aval, pero el Ejecutivo central se negó por que «se lo estaban pidiendo para las 10 ó 12 operaciones similares que tienen abiertas». Finalmente, sin aval, sólo se consiguieron préstamos por 400 millones de euros, lo que ha llevado al alcalde a afirmar que si el Ministerio hubiera presentado el aval ya se podría haber comenzado la obra para demoler el viaducto del Arco de Ladrillo y preparar el túnel.

Sin embargo, con la operación que finalmente se ha acordado la Sociedad adelanta los fondos que Adif debería aportar para la construcción de los talleres del Páramo de San Isidro, dineros que en un futuro será reintegrado a la organización. Además, actualmente el Administrador ferroviario mantiene, siempre según la opinión del regidor, que hasta que no se concluya la obra de la variante no se iniciará el trabajo bajo tierra.

Con todo ello, las previsiones de la Sociedad, confirmadas hoy por el alcalde, son que con el desmantelamiento de los actuales talleres a partir de finales de 2012, en 2013 ya se podrá comenzar a vender parcelas urbanísticas con las que obtener financiación para los proyectos del soterramiento. De esta manera, en el año 13 se comenzaría a desmantelar el viaducto y el Arco de Ladrillo y en 2014 se iniciaría el soterramiento.

León de la Riva ha puntualizado que estas previsiones ya se manejaban en la reunión del Consejo de Administración de la Sociedad, pero que el secretario de Estado de Infraestructuras, Víctor Morlán, prefirió no dar fechas. No obstante, el primer edil también se ha mostrado remiso a especular con una fecha de finalización del proyecto del soterramiento, hasta que ha apuntado que en una situación «normal» los trabajos conllevarían tres años no sin advertir de que el ritmo estará marcado por la venta de parcelas y la situación económica.

Venta de parcelas

Asimismo, ha recalcado que la previsión de las entidades financieras es que en 2022 se haya vendido la totalidad de las parcelas que queden liberadas y, en este sentido, ha ironizado con que «si entonces el país no ha levantado cabeza, se suspende el proyecto para volver a las máquinas de vapor».

Por otra parte, León de la Riva ha contabilizado que, hasta el momento se ha invertido en el proyecto 129 millones de euros, de los que 76 llegan de la Sociedad Alta Velocidad y otros 52 de la variante por parte del Ministerio de Fomento. Además, se han contratado obras ya por un valor de 231 millones de euros y, apuntó, ya están redactados o en redacción todos los proyectos ferroviarios «incluido el soterramiento».

Así, en la actualidad, las obras de la variante, que estuvieron paralizadas el segundo semestre de 2010, se llevan a cabo «pero no al ritmo anterior», los trabajos de los talleres «van a buena marcha» y el soterramiento del Pinar de Antequera se concluirá este mismo verano.

Fuente: 20minutos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: