Jóvenes con aspiraciones

05.02.10 – 00:50 – J. ASUA | VALLADOLID.

Unos son adolescentes y otros prácticamente recién nacidos, pero todos reclaman su espacio y protagonismo en la capital. Les queda un largo recorrido para su mayoría de edad y sufren las consecuencias de los estrenos, cuando la maquinaria aún no está engrasada. Villa de Prado, Pinar de Jalón y, muy pronto, Los Santos Pilarica se suman al callejero urbano.
En total, más de siete mil viviendas de nueva planta que reclaman las mismas infraestructuras, transporte y servicios básicos que los veteranos. Saben que para llegar hasta ese punto les harán falta muchos años.
Jesús Revenga, un clásico del movimiento vecinal, tiene claro que para sacar adelante una nueva zona hay que ‘llorar’ bastante . El ejemplo está en su barrio. A base de constantes reclamaciones, de las que se ha ido haciendo eco el Ayuntamiento, la Asociación de Vecinos Villa de Prado ha logrado marquesinas para resguardarse a la espera del autobús – «quedan dos por poner», matiza-, ha conseguido la apertura de calles que estaban condenadas por el vallado de parcelas sin edificar o ha visto cómo las primeras dotaciones de la Policía Local patrullaban por el barrio de forma habitual. Tres años después de que se ocuparan los primeros pisos, en este desarrollo urbanístico queda mucho por hacer, pero ya se puede considerar que rueda. Hay farmacia, un supermercado, seis bares, una tahona, dos tiendas de alimentación y estanco.
En el caso de Pinar de Jalón faltan muchos más ajustes. Su lejanía del centro obliga a mejorar las conexiones de autobús y su población joven ya piensa en la necesidad de una escuela infantil. Su comercio ahora consta de un supermercado, cafetería, una tienda de ibéricos y el quiosco.
Los futuros residentes de Los Santos Pilarica tendrán que convivir aún con grúas y palés de ladrillos. La crisis económica ha dejado pillado a este barrio. Sólo las promociones de VPO dibujan el perfil del plan parcial. El suelo dedicado a vivienda libre está prácticamente parado. Comercio, cero.

Fuente: El Norte de Castilla

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: