Vivienda avalará al 50% los créditos para comprar VPO en 2009 y 2010

Ninguna familia solvente sin crédito para pagar su vivienda protegida (VPO). Ésa es la máxima con la que trabaja el Departamento de Beatriz Corredor para pactar con la banca la financiación del plan 2009-2012. Por ello, el ministerio avalará con 6.000 millones el 50% del importe de las hipotecas de VPO que se suscriban este año y el que viene.

Raquel Díaz Guijarro – Madrid – 22/05/2009

La ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, anunció ayer la creación de una línea de garantías por la que el ministerio compartirá el riesgo de los nuevos préstamos para la compra de VPO. Además, adelantó que ya se ha firmado la orden de convocatoria para seleccionar a las entidades financieras que colaborarán en el Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación 2009-2012, por lo que los bancos y cajas interesados en este mercado tendrán a partir de ahora un plazo de 10 días para presentar sus planes de colaboración en VPO.

Corredor explicó que en estos momentos la mayor dificultad en el acceso a la vivienda es la obtención de crédito y que «la peor hipoteca es la hipoteca que no se da». Por ello, el Gobierno plantea ahora este nuevo incentivo con el objetivo de que «las entidades que ahora le están diciendo no a una familia cuando pide un préstamo para comprar una VPO, le den un sí». Así, el Gobierno garantizará la compra de estas casas a unas 100.000 familias españolas «solventes y responsables» para facilitar que obtengan la hipoteca. Esta nueva línea de garantías o avales será gestionada por el Instituto de Crédito Oficial (ICO) y cubrirá el 50% del importe de los préstamos que se concedan para la adquisición de VPO. De este modo, el Ejecutivo calcula que se movilizarán hipotecas por valor de 12.000 millones de euros, de los que 6.000 millones tendrán ese aval público, que se pagará con cargo a los presupuestos del Ministerio.

Fuentes oficiales explicaron que la garantía será temporal y su duración será variable en función del grado de compromiso de las entidades con la financiación de la compra de VPO en el marco del plan 2009-2012. «Lo lógico es que el aval se mantenga durante los primeros años de vida del crédito, cuando es más probable la morosidad. El límite establecido con carácter general para todas las entidades es que se avalará hasta un máximo equivalente al 3% de la morosidad de la cartera de créditos para VPO», indicó Marcos Vaquer, subsecretario de Vivienda. Según los últimos datos disponibles, el porcentaje de préstamos dudosos de los hogares para adquisición de vivienda asciende al 2,36%, porcentaje que se reduce significativamente en el caso de las hipotecas de casas con algún grado de protección. Estas mismas fuentes resaltaron que no sólo podrán beneficiarse de estas garantías las hipotecas sobre VPO de nueva construcción, sino aquellas que procedan del stock de pisos de renta libre que permanecen sin vender y que al bajar sus precios se reconvierten en viviendas protegidas. «Adoptamos esta medida porque el Gobierno tiene confianza en las familias; está convencido de su responsabilidad y de su capacidad para hacer frente a sus obligaciones y no queremos que se conviertan en las víctimas finales de la crisis financiera internacional», explicó la ministra.

Teniendo en cuenta los trámites que aún restan para que esta medida pueda aplicarse, el Ministerio calcula que los primeros créditos con estas garantías empezarán a concederse el próximo mes de julio.

Premio para las entidades que concedan más préstamos

Una de las principales novedades del convenio de financiación del plan 2009-2012 es que el Ejecutivo pretende premiar a los mejores bancos y cajas en materia de VPO. Para ello, tendrán la consideración de «entidades preferentes» aquellas que hayan concedido préstamos convenidos para vivienda protegida por encima de los 75 millones de euros, así como las que incrementen el volumen anual de sus concesiones de créditos en 20 millones o más.

El premio a ese mayor grado de compromiso será la posibilidad de tener mayores garantías en la nueva línea de avales con la que se persigue que se faciliten los préstamos, el privilegio de participar en la Mesa de Seguimiento Financiero del plan y su reconocimiento de cara al público con la asignación de un distintivo específico como entidad colaboradora preferente, «el equivalente a un sello de calidad», según el Ministerio. Aplicando ese perfil al plan actual habría entre 9 y 12 entidades.

Mercado refugio para capear los tiempos revueltos

El sector de la construcción trabaja con la hipótesis de que este año se entregarán 600.000 casas y apenas se iniciarán unas 200.000, por lo que el paro seguirá aumentando a cifras de escalofrío. Por ello, el Ministerio de Vivienda ha decidido echar toda la carne en el asador, entiendiendo éste como el Plan de Vivienda y Rehabilitación 2009-2012. Corredor recordó ayer que la VPO es un valor refugio no sólo para el mercado inmobiliario, ahora que los promotores no optan por edificar nuevos pisos hasta no vender el stock, sino también para el sector financiero.

Este tipo de viviendas, las protegidas, suponen ya el 50% de todas las iniciadas en el último trimestre de 2008. Además, los expertos coinciden en que cuentan con una demanda asegurada y bajos índices de morosidad. Con la aprobación del nuevo programa plurianual, se ha ampliado la posibilidad de adquirir una VPO a las familias con ingresos de hasta 48.000 euros.

Fuente: cincodias

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: