El PSOE denuncia que constructoras cobraron un 18% más por sus VPO al incumplir plazos

Aseguran que presentaron las solicitudes en tiempo suficiente, pero luego la retiraron y las tramitaron más tarde para encarecer los pisos

LUIS AMO

«El equipo de Gobierno tiene una actitud de abandono del proceso de los plazos de licencias, adjudicación y venta de las VPO de Los Santos-Pilarica. Ni han actuado, ni han dicho ninguna verdad». El portavoz socialista, Javier Izquierdo, arremetió ayer duramente tanto contra el alcalde como contra la concejala de Urbanismo en relación de incumplimiento de plazos. Los socialistas denuncian que varias constructoras de este núcleo residencial desistieron de cumplir los trámites en plazo para poder cobrar más a los compraderos. Cristina Vidal, la edil del ramo, por su lado, indicó que está comprobando todos los expedientes, mientras que uno de los afectados por las declaraciones, la empresa Covipro, remarca la trasparencia de su trabajo y que el inicio de las obras de sus bloques dependían de la urbanización de los terrenos que hacía VIVA.
En concreto, el presidente del grupo de la oposición municipal, Óscar Puente, señaló que el PSOE ha conocido que dos de las seis promotoras responsables de un aumento del 20 por ciento en el coste lo hicieron a través de «retrasos maliciosos» en la tramitación del expediente «renunciando a la calificación provisional solicitada en 2007 para volver a formularla en 2008 y de esta forma obtener un precio acorde con el nuevo módulo».
En este sentido, Javier Izquierdo reveló que dos empresas, Raimconsa y Covipro, renunciaron mediante escrito a una primera solicitud de calificación de VPO y al poco tiempo la volvieron a solicitar cuando sabían que Valladolid iba a pasar de ser considerada municipio C a municipio B, lo que además del incremento por el cambio de módulo a 2008 se beneficiarían de una subida de cerca del 14 por ciento, lo que supone un total de 18 o 19 por ciento en los precios de los pisos, precisó.
Así, Puente consideró que «esta circunstancia es motivo suficiente para la resolución del contrato de ambas empresas y hace inaplazable la dimisión de Vidal o su cese por parte del alcalde, porque en caso contrario empezarán a creer que el regidor también es cómplice de lo que se está haciendo con los compradores de esta promoción de viviendas de Valladolid».
Desde Covipro, su gerente, Alberto González, insistió en declaraciones a este periódico que, si la Administración encargada de urbanización las parcelas no lo había hecho en plazo (desde VIVA), ellos también acumulaban tardanza al no poder iniciar la construcción: «Siempre hemos sido muy claros.

Fuelte: El Día de Valladolid

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: