«Se supone que un piso protegido es un chollo y…»

Adjudicatarios de VPO en Villa del Prado, Pinar de Jalón y AP La Esperanza se suman a las denuncias de Los Santos-Pilarica por la obligatoriedad de adquirir una segunda plaza de garaje
29.09.08 -SONIA QUINTANA | VALLADOLID
Se sienten engañados, y no sólo por la promotora encargada de construir la que iba a ser ‘la casa de sus sueños’. Silvia Rodríguez, de 30 años, y Ricardo San Miguel, de 32, están dispuestos a llegar «hasta donde haga falta». Las informaciones publicadas en este periódico sobre la obligación de adquirir una segunda plaza de garaje a la que estaban siendo sometidos, por parte de las promotoras, los adjudicatarios de varias Viviendas de Protección Oficial (VPO) en Los Santos-Pilarica y Campo de Tiro les han hecho liarse la manta a la cabeza.
Su historia se remonta a febrero del 2006. «¡Teníamos el número 381 y, habiendo sólo 150 viviendas, nos tocó un piso de dos habitaciones!», explica la pareja. Lo que en un principio consideraron una «suerte», ahora se ha convertido en una pesadilla. «Nos dijeron que era obligatorio comprar una segunda plaza de garaje y no es sólo que no la quisiéramos («Silvia no tiene ni carnet de conducir», apostilla Ricardo) sino que, para empezar, no nos la podemos permitir», explica la pareja. Él es carpintero y ella trabaja como dependienta en una tienda de cocinas de la capital. Aseguran que con sus sueldos a duras penas podrán pagar los créditos que se van a ver obligados a pedir. «Nuestros padres nos están ayudando pero lo que se suponía que era un chollo…», suspira Silvia.
Parquesol como ejemplo
«Nos explicaron que había que comprar una segunda plaza de garaje para que no ocurriera lo que pasa ahora en Parquesol, que hay más coches que sitios para aparcar. Fuimos a VIVA y a Fomento y nos dijeron que era correcto, que la promotora podía obligarnos a comprar una segunda plaza de garaje. ¿Y ahora nos enteramos de que es ilegal?», se lamenta Ricardo. «Firmamos porque se supone que una VPO es un chollo y sólo te toca una vez en la vida. Para nosotros una vivienda de protección era nuestra única salida para poder comprar una casa y ahora no vamos a poder comer en veinte años para poder pagarla», cuenta Silvia, la adjudicataria de la vivienda. «Conocemos perfectamente nuestras limitaciones. Si pudiéramos pagar un piso en el centro o un chalet en Covaresa no pediríamos una vivienda de protección. ¿Cómo creen que vamos a poder pagar un garaje a precio de mercado?», se pregunta Ricardo.
Una nueva reunión
La pareja sabe que no son los únicos afectados -vecinos de Villa del Prado y Pinar de Jalón también han hecho llegar sus quejas a la asociación Los Santos-Pilarica- pero, por el momento, ninguno de sus futuros vecinos de APE La Esperanza ha dado señales de vida, así que, mientras tanto, llevan dos semanas acudiendo a las asambleas celebradas por los afectados de Los Santos-Pilarica. «Esperamos que a la reunión del próximo domingo acudan más afectados de nuestra promoción para poder hacer más fuerza con nuestras quejas», concluyen.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4 ideas sobre “«Se supone que un piso protegido es un chollo y…»”

A %d blogueros les gusta esto: